Marco Institucional y Presupuestal que rige la actuación del gobierno mexicano en materia de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales

Marco Institucional y Presupuestal que rige la actuación del gobierno mexicano en materia de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales

Presentación Los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales (DESCA) definen el conjunto de condiciones que toda persona, todo ciudadano, necesita para acceder a una vida digna a lo largo de todo su ciclo de vida.

El entorno económico, social y político necesario para lograr el propósito que persiguen los DESCA necesita estar garantizado por el Estado; esto es, por el conjunto de instituciones y leyes que regulan la convivencia social, de manera que: “Los Derechos Humanos son el conjunto de prerrogativas sustentadas en la dignidad humana, cuya realización efectiva resulta indispensable para el desarrollo integral de las constituciones de los Estados, los tratados internacionales, las leyes, códigos y reglamentos” Si esto es así, entonces toca al Estado hacerse cargo de las responsabilidades que le corresponden para garantizar a cada una de las personas que gobierna el acceso pleno a los derechos. Sin embargo, las capacidades de cada Estado y cada gobierno se encuentran acotadas a las definiciones presupuestales y al programa de gobierno.

En México, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece que todas las personas gozarán de los derechos humanos por lo que a partir de su artículo 1.º, el Plan Nacional de Desarrollo y los Programas Sectoriales y Especiales que de él se derivan plantean las estrategias y acciones a seguir para resolver problemas públicos, en el ámbito de acción de cada dependencia gubernamental, los cuales deben traducir a programas específicos la responsabilidad que les toca atender.

La capacidad de ejecución de cada responsabilidad del Estado se traduce en los Programas Presupuestarios cuyo propósito es agrupar funciones y acciones públicas con el monto de recursos para su implementación. Si estos no son suficientes para el logro de los objetivos y metas, los resultados de los programas públicos serán limitados.

Entender el vínculo entre las obligaciones del Estado mexicano y su presupuesto permite examinar, desde otra dimensión, los instrumentos y acciones públicas vinculadas con la realización de los derechos humanos, particularmente de los DESCA. En el caso de estos últimos, desde la cooperación internacional se han establecido contenidos fundamentales que comprometen a los estados a avanzar en el diseño e instrumentación de estrategias que fortalezcan los mecanismos de acceso a estos derechos.

En este sentido, es de especial relevancia la vinculación con los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), ya que éstos marcan una agenda revitalizada y actual que pone el acento en aspectos nodales que impactan directamente en la efectividad de los DESCA. De ahí, que este estudio tenga por objeto revisar las capacidades de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) según su contribución en materia de DESCA y el efecto de su intervención respecto a los avances en el logro, en específico, del ODS 1: Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo. En términos de su función, la SEDESOL es una de las dependencias con un peso sustantivo por su responsabilidad directa en la creación de condiciones que favorezcan el desarrollo pleno de la población. Este estudio analiza los alcances de la intervención pública de SEDESOL con relación a los DESCA que impacta, desde el punto de vista de la disponibilidad del presupuesto que se le otorga para cumplir con dichas obligaciones y los programas presupuestarios asociados. De este modo, en el primer apartado se presentan las obligaciones del Estado mexicano en materia del acceso a los DESCA, desde el marco institucional que define las atribuciones y responsabilidades que recaen, por ejemplo, en las dependencias de la Administración Pública Federal y, particularmente, en la Secretaría de Desarrollo Social.

Por su parte, en el apartado dos se aborda el marco programático presupuestal el cual define una estructura y finalidades de gasto público que sustenta la operación de los programas sociales y define la capacidad de financiamiento para hacer realidad el acceso de las personas a los DESCA.

El apartado tres presenta el caso de la Secretaría de Desarrollo Social y se revisa desde su propio marco institucional sus definiciones, atribuciones y programas orientados al combate a la pobreza y, por lo tanto, sus capacidades para contribuir al logro del primer objetivo de la Agenda 2030, ODS: Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo.

Finalmente se presentan una serie de conclusiones encaminadas a valorar la capacidad real de la dependencia federal que tiene como objetivo diseñar y coordinar la estrategia gubernamental para combatir la pobreza y la desigualdad.

Este trabajo, que da continuidad al presentado con anterioridad sobre Presupuesto Público y Derechos Humanos, busca seguir contribuyendo al conocimiento de la problemática que la acción gubernamental enfrenta tanto para cumplir desde la ejecución del gasto con objetivos nacionales de política social, como para alcanzar las metas comprometidas en el acuerdo internacional que representa la Agenda 2030.

http://appweb.cndh.org.mx/biblioteca/archivos/pdfs/Estudio-SEDESOL-Pobreza-%20hambre.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*