INVESTIGACIONES SOBRE GÉNERO. ASPECTOS CONCEPTUALES Y METODOLÓGICOS

INVESTIGACIONES SOBRE GÉNERO. ASPECTOS CONCEPTUALES Y METODOLÓGICOS

AL RECORRER LA TRAYECTORIA de los estudios sobre la mujer en México encontramos que tanto la investigación como la docencia en este campo inició a principios de la década de los setenta. Sus vínculos con el movimiento feminista son patentes.

Los primeros cursos en la Escuela Nacional de Antropología e Historia y en la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM fueron impartidos por destacadas militantes feministas. A inicio de los ochenta se abrieron los primeros centros institucionales: el Centro de Estudios de la Mujer de la UNAM, el Programa Interdisciplinario de Estudios de la Mujer del Colegio de México del área de investigación “Mujer, identidad y poder” de la UAM-Xochimilco.

A finales de esa misma década se abrieron varios posgrados y cursos de actualización en este campo. Durante los noventa esta tendencia se ha acentuado y en los últimos años se han iniciado varios programas en diversos estados de la República.

La creación de instancias más formales, tales como programas, centros, etcétera (en lugar de cursos sueltos o grupos de estudios amorfos), refleja la importancia de los estudios de género, de ahí que esto influya en su institucionalización, tal como se muestra en la conversión de grupos autónomos de estructura fluida en ONG o la colaboración de estas últimas con las primeras, lo mismo que la inserción de algunas de sus integrantes en instituciones públicas o privadas.

El solo hecho de señalar que han proliferado los programas de estudios de la mujer en muchas universidades de nuestro país, así como de Europa o de Estados Unidos o que se dedicó a este tema un número especial de alguna  revista de prestigio internacional puede sembrar inquietudes con respecto a la relevancia actual de estos estudios, y que no es propiamente una justificación académica. 

Como todo trabajo de “desarrollo”, esta obra trasciende lo puramente académico y no se limita a presentar resultados de investigación sino que comparte con los lectores el transfondo teórico, las bases metodológicas y las experiencias vividas en las interacciones con las mujeres y hombres en el desarrollo de sus actividades.

El libro bajo el título Investigaciones sobre género. Aspectos conceptuales y metodológicos, nos ofrece una fuente rica de conocimientos de interés no sólo para los académicos, sino para toda persona interesada  en las transformaciones sociales y en los trabajos de género sobre metodología, educación, ciudadanía, derechos, violencia, entre otros que generan conocimientos complementarios y correctivos a los existentes, que permiten formar apreciaciones más inclusivas de la realidad social.

El abordaje del tema es amplio, como lo es esta memoria, enfocada desde la perspectiva de género al estudio de hombres y mujeres que forman parte de la población socioeconómicamente activa, en general excluida de consideraciones de políticas públicas en  México, pero inserto en un marco teórico de economía política global, al que se aplica un  análisis de género, para demostrar cómo las transformaciones socioeconómicas nacionales y mundiales afectan diferencialmente las oportunidades y condiciones de vida de mujeres y hombres.

De igual forma, en la obra encontramos entre las autoras y autores, planteamientos de que si se quiere lograr un desarrollo realmente comprensivo, en los estudios de género es menester reconocer el trabajo doméstico, no remunerado (no reproductivo) de las mujeres, debido a que es parte de las estrategias de la sobrevivencia de los estratos empobrecidos.

Las implicaciones para las mujeres son que llegan a la vejez sin recursos propios, después de haber laborado toda una vida sin remuneración. Esto sugiere la necesidad de incluir a las mujeres explícitamente no sólo como mano de obra, sino también como beneficiarias directas en programas de desarrollo, pues son ellas las encargadas, en la actual organización social, de las responsabilidades cotidianas para satisfacer las necesidades vitales de presentes y futuras generaciones.

Además, la obra documenta las estrategias de acción, tomadas por mujeres y hombres, para defender lo que, desde su perspectiva, es parte esencial de su vida cultural y  la base misma de su identidad.

La obra consta de cuatro partes. En la primera, intitulada “Discusiones teóricas y metodológicas de género”, las(os) autoras(es) discuten sobre cuestiones conceptuales  y de cómo a partir de los estudios de género se pueden hacer uso de diversas metodologías: historia oral como una forma de acercarse a la investigación partiendo de las entrevistas  de historias de vida como medio para sacar a la luz nuevos conocimientos, rescatar las peculiaridades de los sujetos, mujeres, hombres, y de las relaciones que se establecen entre ambos. Mediante la interdisciplina, es factible describir la historia de las mujeres y hombres por medio de las transformaciones que se han dado al interior de las relaciones de poder entre ambos sexos.

En la parte de la obra dedicada al  “Género, ciudadanía, violencia y derechos” muestra que muchas de las investigaciones realizadas con estas temáticas tienen un enfoque con algunos criterios indudablemente androcéntricos y, en consecuencia, nos ofrecen análisis parciales y distorsionados del género y de las actividades sociales de las mujeres. Sugiere, falsamente, que las únicas actividades que constituyen y moldean la vida social son aquellas que los hombres han considerado importantes y dignas de estudio.

Esto oculta temas de importancia tan crucial como, por ejemplo, las reproductivas y sexuales y que en el ejercicio de la maternidad, han dado forma al Estado, a la economía y a las demás instituciones públicas.

Otra vertiente de análisis sobre la investigación de mujeres corresponde a su estudio en tanto víctimas de dominación masculina, la cual asume formas diversas. Muchas investigadoras nos han proporcionado estudios innovadores sobre los crímenes que se cometen contra las mujeres, particularmente sobre la violación, el incesto, la pornografía y la violencia física en el hogar. Han examinado los patrones más extendidos e institucionalizados de explotación económica y discriminación política de las mujeres.

El surgimiento a la luz pública de este lado oculto de la condición de las mujeres, ha impedido que los pensadores honestos puedan seguir creyendo en un supuesto proceso social generalizado, tanto en nuestra cultura como en la mayoría de las demás. Si se toman en cuenta las estadísticas sobre violencia contra las mujeres resulta razonable situar a la mayoría de las culturas contemporáneas entre las más salvajes de todos los tiempos.

Pero los estudios sobre la violencia y sus víctimas también tienen limitaciones. Tienden a crear la falsa impresión de que las mujeres se han limitado a ser víctimas, de que nunca han protestado con éxito, de que no pueden ser agentes sociales eficaces a favor de sí mismas o de otros. Sin embargo, el trabajo de diversas académicas e investigadoras nos dicen lo contrario. Las mujeres han opuesto resistencia permanente a la dominación masculina. 

En la tercera parte,  “Género y educación” se observa que la academia ha comenzado a rescatar y a valorar el trabajo de las investigadoras y pensadoras de género. Generalmente, el trabajo académico y de investigación de las mujeres ha sido ignorado, minimizado o apropiado. Por lo tanto, hay que otorgarle el crédito que sí se hubiera dado al trabajo masculino. Sin embargo, la idea de que esta es la única manera de eliminar el sexismo y el androcentrismo de la ciencia social, plantea serios problemas.

Es evidente que no se puede comprender el género ni el papel de las mujeres en la vida social mediante el simple conocimiento del trabajo de éstas en el campo de las ciencias sociales. A pesar de su agudeza, el trabajo de esas mujeres perdidas en las estadísticas no alcanzó a incorporar los avances teóricos realizados por el feminismo durante las dos últimas décadas. Más aún ellas podían considerarse afortunadas por el simple hecho de haber ingresado en un mundo que impedía a la mayoría de las mujeres el acceso de la educación y a los créditos necesarios para convertirse en científicas sociales. Su trabajo estuvo sometido a enormes presiones, destinadas a forzarlas a ajustar sus investigaciones a lo que los hombres de su tiempo pensaban sobre la vida social. Esas presiones son todavía hoy  muy fuertes.

Con frecuencia, por fortuna muchas de ellas resistieron exitosamente. Sin embargo, sus proyectos de investigación no podían haber producido el tipo de análisis que es posible hacer cuando el pensamiento de hombres y mujeres forma parte de una amplia revolución social de la magnitud de la que ha provocado el movimiento de las mujeres. Lo que hoy sigue siendo asombroso es la valentía intelectual y los frecuentes destellos de genio de esas intelectuales a pesar de los constreñimientos sociales, profesionales y políticos que tuvieron que enfrentar.

Una preocupación distinta de la investigación feminista ha sido el examen de las contribuciones de las mujeres a la esfera pública, mismas que ya estaban siendo estudiadas desde antes por la ciencia social. Hoy podemos constatar que las mujeres también han sido creadoras de cultura distintiva, votantes y electoras, revolucionarias, reformadoras sociales, individuos con éxito, trabajadoras asalariadas, y muchas otras cosas más. Importantes estudios han contribuido a desarrollar nuestra comprensión de las funciones femeninas en la vida pública, tanto en la historia como en diferentes culturas contemporáneas.

Finalmente, la cuarta parte del trabajo “Políticas públicas y género” se orientó a resaltar transformaciones en torno a las políticas públicas con enfoque de género, ya que permite formular propuestas que faciliten transitar a sociedades con mayor desarrollo, y conocer las dimensiones y características de las políticas públicas que vislumbren acciones encaminadas a la construcción de sociedades igualitarias bajo una perspectiva de equidad de género donde se incluyen temas de pobreza, apoyo a las microempresas, impulso a proyectos productivos y su incidencia en el medio ambiente.

DESCARGA GRATIS:

inves_sobre_gene_lx.pdf (diputados.gob.mx)

https://drive.google.com/file/d/14FfIfo6OZX2YVO0nVgDhGRc7mC7V4rkb/view?usp=sharing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*