Democracia y cuestión social: otra vuelta de tuerca

Democracia y cuestión social: otra vuelta de tuerca

El INE está convencido de la importancia que tiene aportar elementos actualizados para enriquecer la reflexión sobre la democracia y los temas fundamentales del análisis político-económico, es por eso que esta entrega de la colección Conferencias Magistrales presenta el trabajo de Rolando Cordera Campos, reconocido economista y profesor emérito de la Facultad de Economía de la UNAM, que con el título La democracia frente a la cuestión social, expuso en el auditorio del Instituto Nacional Electoral el 3 de abril de 2017 como parte del ciclo de conferencias estacionales.

El autor aborda en principio el proceso económico y el político-social que construyó el orden mundial a raíz de la industrialización de la economía y la transformación social y cultural que generó junto con las masas de trabajadores y sus familias. Dicho proceso derivó en el periodo del globalismo, tesis que se desarrolló después de la Segunda Guerra Mundial y sus consecuencias en la economía, la sociedad y, por ende, en el ámbito de la democracia. La crisis financiera de 2008, que puso a parte del mundo al borde del colapso, cuestionó las certezas que el globalismo de finales del siglo XX y los siguientes años tenía sobre el fin de la historia y la consagración del mercado mundial.

Cordera describe entonces el orden global y su fragilidad actual así como la posibilidad de una economía sostenible y políticas dirigidas a un orden democrático durable y concluyente, haciendo un recorrido en el tiempo, durante esa época hasta nuestros días, de la desigualdad social existente y su relación con la participación democrática. Por otro lado, entre las grandes cuestiones del mundo que se le plantean a las ciencias sociales y al debate político actual está la polivalente relación entre democracia e igualdad o, como se ha manejado por la cuestión social desde sus comienzos en el siglo XIX, el vínculo entre justicia social y régimen democrático.

Esta moderna cuestión social exige poner a la desigualdad en el centro de las deliberaciones políticas y los dilemas éticos. A manera de autocrítica, el autor reflexiona que: “Hoy debe reconocerse que la desigualdad económica y social vive y se reproduce en las entrañas del sistema económico moderno” y que es necesario reconocer que la economía política es una ciencia inexacta y falible, no como llegó a pensarse en la época globalista, pues es “una simple expresión de la arrogancia de las élites del dinero y el poder”, y cita a Rodrick: “Estas crisis sucedieron no porque fueran impredecibles, sino porque no se predijeron”.

Varias interrogantes del autor sobre la democracia –por ejemplo, de qué manera adjetivarla; cuál sería el camino de construcción para sociedades democráticas, igualitarias y solidarias; si será posible que en medio de la desigualdad y la pobreza se pueda perpetuar su existencia, o si el mantenimiento y reproducción de esa desigualdad económica y social permitirá hablar de democracia– son las preguntas que definen este tiempo de un mundo cargado de penurias e incertidumbre.

Al final se aborda la situación de la equidad social y política en México, mostrando con fuentes y gráficas la situación derivada de ese contexto de desigualdad en términos de la economía y la política y sus repercusiones en la democracia y la participación, conectando desigualdad social, pobreza y marginalidad, así como la reformulación del orden económico y político con la necesidad de “reformar las recientes reformas de Estado”.

El énfasis, en general, es sobre la cuestión social mexicana, la cual requiere abordarse como un asunto central que trascienda prejuicios y visiones cortoplacistas para desplegarse en una política de Estado.

DESCARGAR:

https://portal.ine.mx/wp-content/uploads/2021/02/CM26_baja.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*