CULTURA Y PRÁCTICA EMPRESARIAL DE RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS

CULTURA Y PRÁCTICA EMPRESARIAL DE RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS

Presentación

La relación empresa-derechos humanos no es nueva. Las empresas pueden incidir positiva y negativamente en los derechos humanos. Hasta hace tiempo se pensaba que las empresas sólo impactaban a los derechos de sus trabajadores y trabajadoras; hoy en día se reconoce el potencial de las empresas para beneficiar o perjudicar –en su ámbito interior y al exterior–, por los efectos que se generan, de manera directa o indirecta a los usuarios, consumidores, a la comunidad o al público en general.

Las empresas pueden ser grandes contribuyentes al desarrollo, pero también generadoras de daños o afectaciones. Es indispensable que todas las empresas, independientemente del sector industrial al que pertenezcan, de su tamaño económico o de su naturaleza pública o privada, respeten los derechos humanos en sus operaciones cotidianas, en su proceso de producción de bienes y/o servicios y en su cadena de valor empresarial.

Las empresas y las autoridades tienen la responsabilidad de respetar los derechos humanos de todas las personas. Las autoridades cumplen la obligación de proteger los derechos humanos en las actividades empresariales, a través del establecimiento de medidas de prevención (una adecuada, pertinente y oportuna supervisión y vigilancia) y, en su caso, investigación y atribución de responsabilidades para lograr la reparación del daño cuando son transgredidos. Las empresas cumplen el deber de respetar los derechos humanos, tanto en su ámbito interno como en el exterior, al evitar que se causen daños y al repararlos cuando los causen.

Para la CNDH es fundamental arraigar en quienes se dedican a los negocios, la cultura empresarial de respeto a los derechos humanos y que incorporen en su forma de hacer negocios, la filosofía y estrategia empresarial de respetar los derechos humanos, lo cual redunda en beneficio de su personal, de aquellas personas con las que celebran o mantienen una relación comercial, de la comunidad cercana en la que se producen sus bienes o productos y de la sociedad en general. La CNDH ha iniciado las acciones para que se alcance la cultura empresarial de respeto a los derechos humanos.

El presente cuaderno forma parte de esa labor institucional. En este trabajo a cargo del Dr. Enrique Guadarrama López y del Programa Empresas y Derechos Humanos de la CNDH se busca responder interrogantes específicas y prácticas: ¿cómo surge la responsabilidad de las empresas frente a los derechos humanos?; ¿existe compatibilidad entre la ganancia económica empresarial y el respeto a los derechos humanos?; ¿cómo puede una empresa vulnerar los derechos humanos?; ¿cómo puede una empresa respetar los derechos humanos?; ¿responsabilidad social empresarial y la responsabilidad empresarial de respetar los derechos humanos son el mismo concepto?; ¿qué pasa con las empresas que contrata el Estado, les otorga concesiones o son pro- cultura y práctica empresarial de respeto a los derechos humanos son el mismo concepto?; ¿qué pasa con las empresas que contrata el Estado, les otorga concesiones o son propiedad del Estado?, y ¿qué mecanismos de reparación de daños para las víctimas de violaciones a derechos humanos derivadas de actividades empresariales existen? Mtro. Luis Raúl González Pérez Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos

http://appweb.cndh.org.mx/biblioteca/archivos/pdfs/cultura-empresarial-DH.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*