LA JUSTICIA CONSTITUCIONAL LOCAL EN MÉXICO: UN ESTUDIO DE DERECHO COMPARADO

LA JUSTICIA CONSTITUCIONAL LOCAL EN MÉXICO: UN ESTUDIO DE DERECHO COMPARADO

En 2017 no sólo se conmemoraron 100 años de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos publicada el 5 de febrero de 1917 que reformó aquélla del 5 de febrero de 1857, sino también más de la mitad de las constituciones locales que cumplen, entre 2017 y 2018, el centenario de su promulgación. 

Por lo anterior, poco más de cien años de existencia de la norma superior federal y de la mayoría de aquellas locales, resulta pertinente reflexionar sobre la importante autonomía que la Constitución de 1917 le otorgó a las entidades federativas, una autonomía que de forma paulatina ha ido disminuyendo.

Por otro lado, basta con mencionar las reformas constitucionales que han dado origen a ordenamientos nacionales como el Código Nacional de Procedimientos Penales,  las leyes generales en materia de educación,  disciplina financiera,  de partidos políticos, de instituciones y procedimientos electorales,  registros públicos y catastros,  y anticorrupción,  por señalar algunas que, si bien es cierto tienen como objetivo ofrecer instrumentos y crear instituciones para una mayor coordinación, uniformidad y funcionalidad nacional en diversos ámbitos en beneficio de las entidades federativas y la federación, cierto también es que tanto los poderes legislativos y ejecutivos locales se han visto inmersos en una transición centralista en el fondo.

Ante este escenario, como bien ha mencionado Ricardo Sodi Cuéllar, los poderes judiciales de las Entidades Federativas se han convertido en los portavoces para la defensa de la autonomía de los estados,  y es que, bajo el principio del federalismo y soberanía de las entidades federativas, éstas son soberanas en todo lo concerniente a su régimen interior,  dentro del cual, requieren tener controles jurídicos para racionalizar el ejercicio del poder público  local, ya que, de no tener medios de control de dichos poderes, se estaría ante el caso de un poder absolutista. 

En este orden de ideas, se vuelve necesario hacer un análisis de aquellos medios de control instituidos en las leyes supremas locales que buscan racionalizar el poder público estatal y garantizar la protección y aplicación de dicha norma superior, aquella institución que se ha incorporado en el sistema jurídico mexicano hace apenas poco más de una década: la justicia constitucional local.

La justicia constitucional local en México se incorporó por primera vez en la Constitución Política del estado de Veracruz de Ignacio de la Llave con las reformas publicadas el 3 de febrero del año 2000,  y que posteriormente la circulación de dicha institución jurídica fue estableciéndose en las constituciones de diversas entidades federativas: Tlaxcala, Chiapas, Coahuila,  Guanajuato, Estado de México, Quintana Roo, Querétaro, Tamaulipas, Nayarit, Yucatán,  Durango, Hidalgo, Morelos, Oaxaca, Tabasco, Nuevo León y la Ciudad de México. Con todas ellas, al día de hoy ya suman 19 sistemas de justicia constitucional estatales que coexisten en nuestro sistema mexicano, es decir, más de la mitad.

Por lo anterior en el contenido del presente estudio se busca principalmente abordar algunos de los beneficios de contar con sistemas de justicia constitucional local, exponiendo algunas de sus problemáticas principales, para que, identificando éstas, y teniendo una radiografía completa sobre el objeto de estudio en su totalidad, sea posible plantear una propuesta con ciertos parámetros y bases a efecto de transitar a la solución y solidez de las instituciones protectoras de las constituciones locales.

Cabe mencionar que este trabajo está inspirado en gran medida en las aportaciones del Dr. Giovanni Figueroa Mejía y del Dr. César Camacho Quiroz, que este último, al realizar una investigación sobre la dimensión del control constitucional local en México en el año 2014, ya había plasmado algunas de las problemáticas que aquí se pretende desarrollar con mayor amplitud, y que como bien señaló el doctor David Cienfuegos Salgado al prolongar dicha publicación:

[…] éste seguramente será ampliado en el futuro, pues la riqueza federalista no sólo queda en lo que menciona nuestro autor, sino que va más allá, incluso se sigue manifestando en el diseño institucional que de vez en vez proponen las entidades federativas y que, con márgenes de apreciación, impactan positivamente en el modelo federal. 

Se espera que el contenido de esta investigación sea un punto de partida para ofrecer algunas reflexiones y abone a la consolidación de la soberanía de las entidades federativas, del federalismo y el fortalecimiento de sus normas supremas locales y sus instituciones jurisdiccionales.

DESCARGAR:

https://drive.google.com/file/d/1DvxFKVzCJlP8oUxh3j-kjtNfzsz2AAzX/view?usp=sharing

http://biblioteca.diputados.gob.mx/janium/bv/ce/lxiv/lajusticia.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*