UN MODELO DE REINSERCIÓN SOCIAL

UN MODELO DE REINSERCIÓN SOCIAL

La reintegración de las personas que han cometido algún delito es fundamental para la sociedad, es por ello que existen diferentes enfoques con el fin de poder hacerla realidad en forma óptima.

Por lo anterior, en este modelo se presentan los parámetros mínimos a atender en este tema. Asimismo, se hace evidente la existencia de buenas prácticas, con el fin de difundirlas y promoverlas para su ejercicio en el mayor número de centros penitenciarios.

A su vez, este estudio surge de la necesidad de comprender a profundidad el proceso de reinserción social en el entendido de que éste va más allá del mero retorno a la sociedad, sino que se trata de evitar la reincidencia de conductas delictivas, de conformidad con el mandato constitucional. Por otra parte, para evitar la exclusión social de quienes egresan de la prisión es necesario reconocer la importancia de la formación educativa y laboral, así como el desarrollo de habilidades individuales y sociales.

Transitar de un modelo que se concentra en el castigo a uno que pone el acento en la reinserción social, es la tarea a atender, todo ello en consonancia con las leyes nacionales y los estándares internacionales recogidos en los criterios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), expresadas en la normatividad de la materia, así como en la jurisprudencia, tanto nacional como internacional.

Por lo tanto, con el objeto de traducir las normas universalmente aceptadas sobre el trato y tratamiento penitenciario en un documento que permita materializarlas en políticas públicas específicas, se presenta en un primer capítulo los temas y conceptos clave para conocer estas normas y ordenamientos jurídicos, tanto nacionales como internacionales con un enfoque de Derechos Humanos prioritariamente. La segunda parte se avoca a describir el primer elemento de la reinserción social: la educación y la relevancia de su proceso en general, presentando diversos programas existentes en México.

En la tercera parte se encuentra el desarrollo del eje del deporte como complemento a este proceso, destacando los casos exitosos en algunos centros penitenciarios del país. En el cuarto y quinto capítulo se presentan los ejes restantes: salud, trabajo y capacitación para el mismo, como partes integrales de un todo multidimensional, que abarca no sólo elementos laborales, sino de desarrollo de un esquema integral y transversal que ponga en marcha el andamiaje institucional con miras a sentar las bases de una verdadera política de reinserción social, la cual a su vez dimensione la reincorporación social y económica.

Así en general, se observa la importancia de impulsar en los centros penitenciarios un contexto que respete la dignidad de la persona. Éste debe ser universal en su aplicación y dicha universalidad deberá tener su base en el respeto por los Derechos Humanos en todo momento.

http://appweb.cndh.org.mx/biblioteca/archivos/pdfs/Modelo-Reinsercion-Social.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*