COOPERACIÓN PARA LA REINSERCIÓN SOCIAL

COOPERACIÓN PARA LA REINSERCIÓN SOCIAL

Para la debida atención al Sistema Penitenciario Mexicano, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha trabajado intensamente para lograr el cumplimiento del artículo 18 constitucional en lo relativo a la organización de este sistema sobre la base del respeto a los Derechos Humanos para alcanzar la reinserción social, así como para que la persona no vuelva a delinquir.

Por lo anterior, ha llevado a cabo diversas publicaciones que abordan temas específicos, presentándolos a la luz de criterios orientados justo a estos principios.

En esta ocasión se publica el estudio en torno a la “Cooperación para Reinserción Social”, tomando en consideración la participación del sector público y la iniciativa privada para el cumplimiento de objetivos sociales, observándose un análisis puntual que incluye los temas de las responsabilidades, de la transparencia, de la colaboración institucional, así como pautas para un adecuado funcionamiento en donde se presenten lineamientos claros y puntuales.

De igual manera se aborda la necesidad de la existencia de cuentas claras en un modelo ordenado de conformidad con la norma, presentando cifras, problemáticas, experiencias e impactos de eficiencia medibles con los resultados obtenidos en el Diagnostico Nacional de Supervisión Penitenciaria (DNSP) de la CNDH, siendo éste un referente en el cual se puede observar con amplio detalle la evolución del sistema penitenciario del país en los últimos años, con aciertos, deficiencia, retos y propuestas.

El punto de inicio de este estudio surge de la pregunta ¿por qué hablar de cooperación?, indicando así el propósito de visibilizar las condiciones dadas cuando existe participación de instituciones gubernamentales, de la iniciativa privada y de las organizaciones de la sociedad civil.

El 16 de enero de 2012 se publicó la Ley de Asociaciones Público Privadas, teniendo como propósito brindar seguridad y certeza jurídica a los proyectos de largo plazo con inversión público-privada, publicándose ese mismo año su propio reglamento, considerando que estas asociaciones pueden ser de utilidad cuando se trabaja adecuadamente bajo ese esquema.

En México, la participación del sector privado ha existido en diferentes áreas, pero en el ámbito penitenciario la situación que se presenta conlleva innumerables problemas que se originan desde los excesivos costos, la mala o planeación y clasificación, así como la deficiente supervisión e inadecuado sistema de rendición de cuentas.

El anterior señalamiento encuentra sustento cuando se observa que las diez prisiones mejor evaluadas en DNSP al que se refiere este estudio, no son centros que trabajen con inversión público-privada, significando lo anterior que no obstante el alto costo que estas instituciones tienen, no han garantizado las mejores condiciones de vida en las prisiones.

Es así que con el deseo de optimizar el sistema penitenciario, se presenta este trabajo, reconociendo la participación de Proyectos, Estudios y Coordinación (PRECOOR), quienes con su experiencia aportaron un importante bagaje de conocimientos que posibilitaron una vez más en forma coordinada, la suma de esfuerzos para visibilizar la situación de la participación entre el sector público y privado en el ámbito penitenciario.

http://appweb.cndh.org.mx/biblioteca/archivos/pdfs/Cooperacion-Reinsercion-Social.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*