PERFIL DEL PERSONAL PENITENCIARIO EN LA REPÚBLICA MEXICA

PERFIL DEL PERSONAL PENITENCIARIO EN LA REPÚBLICA MEXICA

1. Con fundamento en lo dispuesto en los Artículos 1o., párrafos primero, segundo y tercero; 18, párrafo segundo, y 102, apartado B, así como 6o., en la fracción XII, de la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos que le faculta para supervisar el respeto a los derechos humanos en el Sistema Penitenciario; y fracción VIII del mismo numeral, que prevén como atribución específica, el plantear a las diversas autoridades del país en el exclusivo ámbito de sus competencias, las modificaciones normativas y las prácticas administrativas que garanticen una mejor y más amplia protección de los derechos humanos; se estatuye la importancia de garantizar el derecho a la reinserción social efectiva y a una vida digna para las personas que se encuentran privadas de la libertad.

2. Estas obligaciones involucran a los servidores públicos que conforman el Sistema Penitenciario, por lo que su selección y formación es un tema que se ha considerado importante desde 1955, en el que se celebró el Primer Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente en el que se aprobaron las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos.

3. Estas Reglas Mínimas en sus numerales del 46 al 54, decretan la necesidad de elegir adecuadamente al personal que laborará en los establecimientos penitenciarios, insistiendo en que debido a las funciones que desarrollan, “constituyen un servicio social de gran importancia”.

4. Por lo anterior, este Organismo Nacional al analizar las actividades que el personal realiza en los centros de reclusión penitenciaria, reconoce la importancia de establecer y homologar el perfil civil y profesional que debe tener el personal del Sistema Penitenciario, y que les distingue del Sistema de Seguridad Pública, y la relevancia sobre las características y actitudes específicas orientadas al servicio que desempeñan.

5. De acuerdo al Artículo 21, párrafo noveno constitucional, “La seguridad pública es una función a cargo de la Federación, las entidades federativas y los Municipios, que comprende la prevención de los delitos; la investigación y persecución para hacerla efectiva, así como la sanción de las infracciones administrativas, en los términos de la ley, en las respectivas competencias que esta Constitución señala […]”. De esta lectura se observa la distinción para el Sistema Penitenciario, mandatada en el Artículo 18, párrafo segundo, constitucional que lo organiza “sobre la base del respeto a los derechos humanos, del trabajo, la capacitación para el mismo, la educación, la salud y el deporte como medios para lograr la reinserción del sentenciado a la sociedad y procurar que no vuelva a delinquir, […]”.

6. El Sistema de Justicia Penal integra, al de Seguridad Pública y al Penitenciario como subsistemas; sin embargo, cada uno de éstos se considera a su vez sistemas cuando de ellos derivan otros subsistemas. Cada uno de éstos, si bien desarrollan acciones complementarias, sus funciones los diferencian ya que, como se decide en el citado Artículo 21 constitucional, las de seguridad pública, no prevé la fase de ejecución.

7. La división funcional prevista en los instrumentos internacionales para el personal penitenciario, se sustenta en su naturaleza. Por ello, ha existido la prohibición expresa de que personal policial o militar ejerzan funciones de custodia directa en los establecimientos penitenciarios.

8. Por lo anterior, se considera pertinente la emisión del presente Pronunciamiento sobre “El perfil del personal penitenciario en la República Mexicana”, a fin de retomar las características que debe tener este servidor público para la importante misión que realiza.

9. Debe señalarse que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos desarrolla acciones encaminadas a garantizar los derechos humanos de las personas, como parte de las facultades que la norma constitucional le ha conferido, sin que ello signifique que se opone a las actuaciones que el Estado realiza en materia de ejecución de las penas de prisión, pero sí de aquéllas que se ejecutan en contravención del sistema jurídico nacional y de los instrumentos internacionales en los que México es Estado parte, de conformidad con el Artículo 1o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

http://appweb.cndh.org.mx/biblioteca/archivos/pdfs/fas-Perfil-penitenciario.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*