MUJER Y DIGNIDAD POLÍTICA

MUJER Y DIGNIDAD POLÍTICA

El siglo XXI es el de la consolidación de la igualdad en los derechos humanos de las mujeres. ¡Que oportunidad tan valiosa y a la vez que gran responsabilidad! México esta hecho de mujeres fuertes, trabajadoras, que todos los días dan lo mejor de sí, sus contribuciones y aportaciones son parte de nuestra esencia e identidad.

La población femenina ha aumentado su participación en el ámbito político, eso es innegable, pero en la administración pública sigue el predominio masculino, esto debe cambiar, debemos unir esfuerzos.

Hay avances pero también grandes rezagos en el respeto a los derechos humanos y el rechazo a la discriminación, incluyendo el de los servidores públicos. En el caso particular de los servidores públicos, es indispensable que haya procedimientos administrativos al interiores de las dependencias, para prevenir, inhibir y erradicar la violencia de género en cualquiera de sus modalidades.

En los diversos cargos y trabajos que he desempeñado como servidora pública, siempre he buscado mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos, especialmente de las mujeres. Mujeres que trabajan turnos extenuantes y se hacen cargo de su hogar solas, que no reciben sueldos iguales a los hombres por trabajos equivalentes. Mujeres que son violentadas en el ámbito familiar y laboral, mujeres que son detenidas sin pruebas, que necesitan con urgencia atención y soluciones a sus problemas.

Por ello he trabajado en la consolidación del Instituto de la Mujer en el Estado de Morelos y en la Ley de Acceso de la Mujer a una Vida Libre de Violencia, pero desgraciadamente seguimos viendo una cantidad increíble de feminicidios. La violencia contra las mujeres está lejos de haber sido erradicada. Este libro hace un análisis valioso sobre la “paridad”, la igualdad de oportunidades y la urgente necesidad de tener la visión y la perspectiva de los aportes de las mujeres en la vida pública de nuestro país.

Construir la paridad demanda incluir a las mujeres en el poder judicial, en el ejecutivo, en las secretarías de estado; lo común será que haya mujeres en el gabinete. No es un favor, es un derecho y un gran beneficio para nuestro país. Hay que “apretar el paso”. Siempre he dicho que la familia es primero. Se han hecho ya grandes mejoras cómo las reformas a la Ley Federal del Trabajo que apoya a las madres solteras y las ayuda a sacar a sus hijos adelante, contar con horarios de trabajo de 6 horas en lugar de 8 para poder atender a los hijos. Las tecnologías han revolucionado el trabajo, por eso el teletrabajo (trabajo a distancia o en línea) se ha convertido en una alternativa real para las mujeres que les permite tener un mejor equilibrio en su vida laboral y familiar.

Es beneficioso para las mujeres y para las instituciones adoptar esquemas laborales de mayor flexibilidad, reducción de gastos, a través de un sistema de control por objetivos y resultados. Así las mujeres pueden incidir en un economía competitiva, y generar mejores y nuevos ingresos para la familia mexicana.

Hoy día se puede desempeñar muchas actividades remuneradas sin requerir la presencia física (ya se contempla en la Ley Federal del Trabajo). Es un hecho que vamos por más derechos para las mujeres, estamos aquí gracias a la “paridad” y a la lucha que hemos dado. Esto nos indica que en política se puede trabajar de forma transparente y honesta. Sor Juana Inés de la Cruz luchó por los derechos de las mujeres, fue incansable su búsqueda y amor por el conocimiento, sin embargo a pesar de que han pasado siglos, aun persiste la discriminación y la disparidad.

En la reforma del Artículo 261 del Reglamento de la Cámara de Diputados se busca reconocer a las mujeres que hayan destacado en la vida social, política y económica.

Mujeres que han buscado la igualdad de género. Desde este espacio les digo que no están solas, su lucha es sumamente valiosa, se les reconoce y se les agradece. Deseamos que este libro abone a este campo fértil, especialmente en el estado de Morelos que tanto lo necesita. Queremos un país en el que las mujeres y los hombres puedan tener las mismas posibilidades de disfrutar una vida digna.

DESCARGA GRATIS:

https://drive.google.com/file/d/1aeQNbU2_lvflEfAas1d445Ymi7SbImly/view?usp=sharing

O

http://biblioteca.diputados.gob.mx/janium/bv/ce/lxiii/mujdig_pol_aprpa.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*