Guía para la acción pública. Elecciones sin discriminación. Participar y votar en igualdad.

Guía para la acción pública. Elecciones sin discriminación. Participar y votar en igualdad.

La realización de las elecciones es un proceso crucial para integrar los órganos de representación política en las democracias modernas y representativas. Cuando se piensa en la democracia, la primera imagen que puede venir a la cabeza es el día de la jornada electoral con largas filas de ciudadanas y ciudadanos que aguardan turno para depositar su voto en las urnas.

En México, la organización de las elecciones federales es una función estatal que realiza el Instituto Nacional Electoral (ine). Este organismo público y autónomo del Estado mexicano tiene la función constitucional de organizar de forma periódica y pacífica los procesos electorales para renovar a quienes integrarán los poderes públicos.

Le corresponde hacer posible que el derecho al voto de la ciudadanía suceda y se respete, esto es, “asegurar a los ciudadanos el ejercicio de los derechos político-electorales y vigilar el cumplimiento de sus obligaciones”, así como “velar por la autenticidad y efectividad del sufragio”, entre otras de sus funciones sustantivas.

En los últimos años, hemos avanzado de manera importante en la construcción de una democracia constitucional sustentada en los derechos humanos, la diversidad social y la pluralidad política. Sin embargo, persisten condiciones sociales y prácticas discriminatorias que limitan la participación efectiva de la ciudadanía en la vida pública y vulneran, o de plano niegan, derechos y oportunidades a significativos grupos de la población mexicana.

El Informe país sobre la calidad de la ciudadanía en México reconoce que factores estructurales como la desigualdad social, la pobreza y problemas graves de seguridad pública, a los que se suman la desconfianza en las instituciones y la persistencia de prácticas clientelares y autoritarias, vulneran la condición ciudadana de las y los mexicanos e impiden su participación e incidencia en los asuntos públicos y, con ello, obstaculizan la consolidación de la democracia.

Asimismo se advierte una insatisfacción y frustración ciudadana ante la desigualdad en la distribución de la riqueza y en el ejercicio del poder, una débil participación ciudadana en los asuntos públicos y un desapego con la democracia como sistema de gobierno.3 Por su parte, en la Estrategia Nacional de Cultura Cívica 2017-2023, el INE advierte sobre la existencia de un contexto de desigualdad social y de trato que genera límites objetivos a la participación política y a la apropiación del espacio público por parte de la ciudadanía.

Al inicio del siglo xxi, el Estado mexicano reconoció el derecho de todas las personas a la no discriminación, y se ha comprometido a respetarlo y garantizarlo a través de todas sus instituciones.

Los poderes públicos están obligados a brindar especial atención a aquellos grupos de población que viven una restricción a sus derechos fundamentales, entre los que se encuentran las mujeres, las personas indígenas, las personas con discapacidad, las personas afromexicanas, las personas de las diversidades sexuales, las personas migrantes y en situación de calle, las personas adultas mayores y también las niñas, niños y adolescentes.

En este sentido, los órganos electorales tienen la obligación de respetar y asegurar el ejercicio efectivo de los derechos político-electorales de toda la ciudadanía, en lo particular el derecho al voto y a ser votadas, sin excluir de la vida democrática a ninguna persona o colectivo por motivo de su identidad personal o grupal. La presente Guía para la acción pública electoral (gap): Elecciones sin discriminación se integra por cuatro cuadernos temáticos: 1) Participar y votar en igualdad; 2) Participar y organizar el proceso electoral; 3) Participar y votar el día de la elección, y 4) Participar y opinar.

Derechos de las niñas, niños y adolescentes. En cada uno de ellos se desarrolla un tema específico en función del ejercicio de los derechos político-electorales de la ciudadanía, particularmente de las personas y grupos que han sido y son sujetos de una discriminación sistemática, y de las distintas etapas del proceso electoral (el antes, durante y después de la jornada electoral) que involucran la participación en condiciones de igualdad.

Esta Guía es un recurso informativo, de formación y orientación dirigida a todas las personas que participan en la organización de las elecciones y a la ciudadanía electora, compartiendo la idea de que “uno de los contextos más favorables para aprender a vivir en democracia es precisamente el de la participación activa en los procesos de conformación y renovación de los poderes públicos”.

En sintonía con los objetivos y las líneas de acción de la Estrategia Nacional de Cultura Cívica 2017-2023 del ine, esta herramienta busca contribuir a la generación y difusión de información para el ejercicio igualitario de los derechos ciudadanos; la promoción, conocimiento y ejercicio responsable de los derechos político-electorales y del derecho a la no discriminación; la creación de espacios de diálogo e interacción democrática, y la promoción de derechos y de una cultura incluyente en los entornos de convivencia de niñas, niños y adolescentes. Las normas internacionales y nacionales de derechos humanos y electorales vigentes marcan la pauta para el desarrollo de los contenidos de esta Guía.

En cada uno de los cuadernos temáticos se reconocen buenas prácticas de igualdad de trato en los procesos electorales, a la vez que se identifican problemas y oportunidades para sugerir la adopción inmediata y/o progresiva de medidas para la igualdad (medidas de nivelación, medidas de inclusión y acciones afirmativas) que garanticen el ejercicio efectivo de los derechos político-electorales de todas las personas, al margen del origen étnico, el género, la identidad de género, la discapacidad, la apariencia, la orientación sexual, la edad, la situación de migración, o cualquier otra condición personal y/o colectiva. La Guía de acción pública electoral es una iniciativa de la Unidad Técnica de Igualdad de Género y No Discriminación del ine y del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Está dirigida a quienes hacen posible la realización de las elecciones e intervienen en los distintos momentos, funciones y actividades implicadas en el proceso electoral: personas que participan como funcionarios y funcionarias electorales, tanto en el ine como en los organismos públicos locales (ople); en los Consejos Electorales locales, distritales y municipales; en la integración de las mesas directivas de casilla; en la observación electoral; en la representación de los partidos políticos o candidaturas independientes en las casillas electorales y ante los Consejos Electorales, y, desde luego, el electorado.

Asimismo son destinatarios de este material los partidos políticos y agrupaciones políticas nacionales y locales, las personas que participan en las candidaturas de partido o independientes a los cargos de elección popular, los Tribunales Electorales Locales y Federales y la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (Fepade), los organismos de la sociedad civil y los medios de comunicación social.

Es importante consultar e incluir las voces y perspectivas de quienes han visto restringidos sus derechos político-electorales debido a prácticas discriminatorias. La elaboración de este material se ha visto enriquecida y fortalecida con la opinión de personas que forman parte de los grupos discriminados de manera directa y/o a través de las organizaciones sociales representativas de sus intereses, además de contar con los aportes de funcionarios/ as electorales y de personas e instituciones especialistas en materia del derecho a la no discriminación.

La construcción de ciudadanía es un desafío de toda la sociedad. En ese sentido, esta Guía expresa el compromiso que comparten el ine y el Conapred para hacer realidad el ejercicio efectivo de los derechos político-electorales de la ciudadanía sin discriminación alguna. La recreación de la democracia y las acciones por la igualdad son tareas que competen a toda la sociedad y suponen responsabilidades compartidas de las instituciones públicas de cara a la ciudadanía.

En este primer cuaderno se destaca el significado de las elecciones en la democracia y se ofrece una mirada general e introductoria al proceso electoral en curso. El énfasis se pone en el ejercicio igualitario de los derechos político-electorales de la ciudadanía y en la importancia de su participación efectiva en las decisiones colectivas y en la vida pública.

DESCARGAR:

https://portal.ine.mx/wp-content/uploads/2019/04/GuiaParaLaAccionPublica.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*