PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES

PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES

PRESENTACIÓN

Los datos personales se refieren a toda aquella información relativa al individuo que lo identifica o lo hace identificable. Entre otras cosas, le dan identidad, lo describen, precisan su origen, edad, lugar de residencia, trayectoria académica, laboral o profesional.

Además de ello, los datos personales también describen aspectos más sensibles o delicados sobre tal individuo, como es el caso de su forma de pensar, estado de salud, sus características físicas, ideología o vida sexual, entre otros.

Los datos personales son necesarios para que un individuo pueda interactuar con otros o con una o más organizaciones sin que sea confundido con el resto de la colectividad y para que pueda cumplir con lo que disponen las leyes. Asimismo, hacen posible la generación de flujos de información que redunda en crecimiento económico y el mejoramiento de bienes y servicios.

Sin embargo, el uso extensivo de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones ha permitido que en muchas ocasiones, los datos personales sean tratados para fines distintos para los que originalmente fueron recabados, así como transmitidos sin el conocimiento del titular, rebasando los límites de la esfera de privacidad de la persona, y lesionando en ocasiones otros derechos y libertades.

A fi n de equilibrar las fuerzas entre un individuo y aquellas organizaciones –públicas o privadas- que recaban o colectan datos sobre tal individuo, surge en Europa el concepto de la protección de datos personales. Un concepto similar surgió en los Estados Unidos de América –el concepto de “privacidad”– aunque con alcances distintos. Bajo el concepto de protección de datos personales, el titular (o dueño) de dichos datos es el propio individuo.

En naciones avanzadas, la protección de datos personales es quizá el más nuevo de los derechos que goza un ciudadano. Luego de una evolución normativa en el ámbito internacional, el 26 de abril del 2006 el Comité de Ministros del Consejo de Europa resolvió declarar el 28 de enero como el “Día de la protección de los Datos Personales”, con motivo del aniversario de la firma del Convenio 108 sobre la protección de los datos personales.

El Convenio 108 para la protección de las personas con respecto al tratamiento automatizado de datos de carácter personal, suscrito en 1981, es el primer instrumento vinculatorio de carácter internacional en materia de protección de datos y es el resultado de la decisión del Consejo de Europa, ante el rápido avance en el campo del procesamiento electrónico de información y la aparición de las primeras bases de datos usadas por las grandes empresas y los gobiernos estatales.

Los objetivos de dicho Convenio consisten en otorgar un marco legal con principios y normas concretas para prevenir la recolección y el tratamiento ilegal de datos personales. Por medio del Convenio 108 los países firmantes se comprometen a realizar las reformas necesarias en su legislación nacional para implementar los principios contenidos en dicho instrumento; los cuales se refieren, en primer lugar, a que los datos personales deben recolectarse y tratarse con fines legítimos y no para otros propósitos; que no deben conservarse más de lo estrictamente necesario de acuerdo con el fi n para el cual fueron recolectados; que sean verdaderos, y que no sean excesivos. Asimismo, prevé que deberá garantizarse la confidencialidad de los datos sensibles y reconoce el derecho de los individuos para tener acceso y en su caso, solicitar la corrección de sus datos.

A iniciativa del propio Consejo de Europa, se invita a las autoridades de distintos países alrededor del mundo, para generar un espacio de reflexión y promoción entre su población acerca de la importancia que tiene para cualquier individuo, el adecuado uso, obtención y transmisión de su información personal.

En México, desde el año 2000, se han promovido diversos proyectos legislativos en torno a la protección de datos personales en el Congreso de la Unión, sin que ninguno de ellos fructificara, dada la ausencia de una disposición constitucional que les diera sustento. Si bien la reciente reforma constitucional en 2007 al artículo 6º establece en sus fracciones II y III que los datos personales y la información relativa a la vida privada será protegida, así como el derecho de acceder y corregir los datos personales que obren en archivos públicos, pero no creó un derecho fundamental independiente.

No es sino hasta la aprobación en 2009 de las reformas a los artículos 16 y 73 constitucionales que se introduce al más alto nivel de nuestra Constitución, el derecho de toda persona a la protección de su información. Lo anterior es relevante dado que los datos personales se encuentran en manos tanto de gobiernos como de particulares (empresas, organizaciones y profesionistas) y, porque con el uso indiscriminado de la tecnología, éstos pueden utilizarse para fines distintos de aquellos para los que fueron recabados, pudiendo causar afectaciones en las esferas de otros derechos de los titulares de dichos datos, tales como el robo de identidad o la discriminación.

El artículo 16 constitucional establece el derecho fundamental de los individuos a la adecuado tratamiento y la protección de sus datos personales. Por su parte, el artículo 73 faculta al Congreso Federal para expedir una Ley de Protección de datos en posesión de los particulares.

La presencia de los derechos individuales de acceso, rectificación, cancelación y oposición en la Carta Magna, plantea retos tanto en el ámbito privado como en el público. Por ello es insoslayable analizar los diseños legales e institucionales que se requieren para desplegar este nuevo derecho.

Por todo lo anterior, y en el marco de la conmemoración del día de la protección de datos personales, la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados, el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública, y el Instituto Tecnológico Autónomo de México convocan al Seminario: “Retos y perspectivas legales en materia de protección de datos, con el fi n de abrir un espacio de discusión e intercambio de ideas que permita conocer los diseños institucionales y mecanismos regulatorios más adecuados para desplegar en toda su amplitud este nuevo derecho fundamental.

El presente compendio consta de lecturas introductorias al tema, así como de un acervo de regulación existente, tanto internacional como nacional, a efecto de servir como instrumento de consulta y apoyo en el ámbito de distintas instituciones tanto del sector público, como privado. Estamos convencidos que este compendio brindará insumos indispensables para enriquecer la deliberación, en torno al derecho a la protección de datos personales.

https://home.inai.org.mx/wp-content/documentos/Publicaciones/Documentos/CompendioProtecciondeDatos8.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*