POLÍTICAS Y REGULACIÓN PARA LA EXPLOTACIÓN LEGÍTIMA DE LOS DATOS Y LA PRIVACIDAD

POLÍTICAS Y REGULACIÓN PARA LA EXPLOTACIÓN LEGÍTIMA DE LOS DATOS Y LA PRIVACIDAD

La evolución de las tecnologías digitales ha permitido que en la actualidad las comunicaciones entre las personas sean más rápidas, sencillas y que trasciendan fronteras, facilitando, entre otros muchos sectores, la economía digital.

Vivimos en un mundo en el que todos los ámbitos del ecosistema digital crecen de manera acelerada. De acuerdo con algunas estadísticas, sabemos que hay cerca de 4,176 millones de usuarios activos de Internet en todo el mundo (71.3 millones en México),3 de los cuales 250 millones son nuevos usuarios que surgieron en 2017.

Además, cerca de 3,800 millones de esos usuarios son móviles, haciendo que el uso diario promedio de Internet sea de 6 horas para lo que va del año 2018. Respecto a las redes sociales sabemos que hay alrededor de 3,000 millones de usuarios, de los cuales 2,243 millones son de Facebook, con un uso diario promedio de 135min, según lo registrado en 2017. El uso del teléfono móvil también presenta un aumento notable.

En la actualidad alrededor de 5,000 millones de personas cuentan con un celular, de las cuales más de 200 millones obtuvieron su primer teléfono en 2017, y más de la mitad de los celulares que se usan hoy son smartphone. Además, hoy hay más de 3.8 millones de apps disponibles para dispositivos Android y más de 2 millones para iOS, con un número acumulado de 180 billones de apps descargadas desde la tienda de Apple.

Por otra parte, en 2017 hubo aproximadamente 1,660 millones de compradores online en todo el mundo y se pronostica que para 2020 habrá cerca de 2,050 millones. Asimismo, diariamente se realizan más de 4,400 millones de búsquedas en Google.

Como puede verse la tendencia actual es hacia la conectividad global, con un crecimiento exponencial de usuarios de Internet que buscan información de toda índole y que utilizan los diversos servicios y aplicaciones online que surgen día a día, principalmente a través de dispositivos móviles.

La conectividad digital de la que hoy gozamos permea prácticamente todos los aspectos de nuestra vida (por ejemplo, comunicación instantánea, redes sociales, compras y servicios online, entre otros) y la cantidad de información que generamos y transmitimos es impresionante.

De acuerdo con algunas estadísticas2 el promedio mundial de datos móviles consumidos por mes en los smartphones fue de 3 GB en 2017, lo que generó un tráfico de alrededor de 12 EB (billones de GB) a finales de 2017. La mayor parte de este tráfico proviene del uso de aplicaciones y de los sitios web que visitamos.

Dentro de él están incluidos nuestros datos personales, los cuales representan una fuente de ingreso para muchas empresas, redes y organizaciones que se dedican a su recolección y análisis para obtener información valiosa o simplemente para venderlos a los interesados (por ejemplo, empresas de publicidad y marketing).

Desafortunadamente la mayoría de las personas no tiene conocimiento de que sus datos personales son recolectados sin su consentimiento (por ejemplo, datos de geolocalización, nombre, edad, logs de mensajes, contactos, historial del navegador, datos sensibles, etc.), no sabe que inclusive sus perfiles digitales son vendidos.

Está claro que el papel que desempeñan nuestros datos personales en la economía digital es fundamental y que su aprovechamiento está cambiando de forma radical. Uno de los grandes retos al que se enfrentan las autoridades y reguladores del mundo es garantizar el derecho a la privacidad sin mermar la innovación y el desarrollo del ecosistema digital.

Este desafío es cada vez mayor si consideramos que el ecosistema actual presenta cambios constantes, particularmente en el volumen de datos personales que se recolectan, en la gran variedad de procesamientos analíticos que existen para obtener información valiosa, en el valor comercial que representan los datos personales para generar y crear nuevos servicios, en cuanto al alcance de las actuales amenazas cibernéticas, en el número y variedad de actores que ponen en riesgo la protección y privacidad de los datos, en la frecuencia y complejidad de las interacciones entre personas, sistemas y dispositivos, en cuanto a la disponibilidad global de datos personales en las redes de los operadores, entre otros.

El objetivo principal de este estudio es analizar iniciativas internacionales de política pública y regulación respecto a la protección de datos personales, con el fin de identificar desafíos regulatorios que sirvan de insumo para formular posibles soluciones en México, particularmente en beneficio del desarrollo del sector de telecomunicaciones.

Para tal fin, primero presentamos algunas definiciones importantes del tema, seguidas de un análisis del valor de los datos personales en la economía digital, en el que mostramos la viabilidad de cuantificar su valor monetario. También identificamos quiénes son los interesados en obtener nuestros datos personales.

Posteriormente analizamos en qué momento y de qué manera nuestros datos personales son recolectados y transmitidos, mediante la investigación de los métodos de rastreo más comunes que existen actualmente en Internet y sobre los actores involucrados en la recolección de los datos (desarrolladores de apps, fabricantes de dispositivos y sistemas operativos, operadores de telecomunicaciones, etc.), en especial en el ecosistema de las aplicaciones y servicios online móviles.

En seguida, presentamos un análisis de las políticas y regulaciones internacionales que existen respecto a la protección de datos personales, particularmente un análisis del reglamento europeo (i.e. GDPR por sus siglas en inglés) y su similitud con las regulaciones de algunos países de América, resaltando la situación específica de México y su marco jurídico vigente.

Finalmente, presentamos un análisis del posible impacto que tendrá el cumplimiento del GDPR para el sector de telecomunicaciones, así como los retos que esto representa para las tecnologías emergentes (e.g. Big Data, IoT, 5G, etc.) de las cuales son parte los operadores de telecomunicaciones.

DESCARGAR:

http://centrodeestudios.ift.org.mx/documentos/publicaciones/2018/Politicas_y_regulacion_para_la_explotacion_legitima_de_los_datos_y_la_privacidad-JA.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*