Megadatos y la política de competencia

Megadatos y la política de competencia

Desde hace varios años en los mercados digitales han surgido destacadas empresas que basan su éxito en modelos de negocios que involucran la recolección y el uso comercial de datos, con frecuencia personales.

Algunas de estas firmas han logrado tener una gran cantidad de usuarios, como el motor de búsqueda de Google y la red social Facebook, así como la tienda en línea Amazon.

El desarrollo tecnológico del comercio en línea, los avances en computación, los datos masivos y su manejo, con base en nuevos algoritmos que permiten más fácilmente su manipulación, así como los algoritmos de fijación de precios y más generalmente las máquinas y el software que aprenden (machine learning), han hecho esto posible trastocando las formas en que los seres humanos nos comunicamos y obtenemos los bienes y servicios que deseamos.

Un aspecto muy positivo del comercio en línea es que libera a los consumidores de los vendedores locales: ya no dependen de la elección de productos colocados en los aparadores o los estantes, ni de las ofertas locales o, en general, de la información limitada en que antes basaban las decisiones de compra. Los productores locales, a su vez, pueden ofrecer sus productos a un enorme mercado a través de Internet, así como obtener insumos de mayor calidad a precios competitivos.

Con respecto a los beneficios de los megadatos para el crecimiento y la innovación, un reporte reciente (OCDE, Data-Driven innovation for growth and well-being: Interim synthesis report) resalta que son un recurso importante que puede contribuir a nuevos conocimientos y creación de valor así como a la generación de nuevos bienes y servicios, procesos y mercados, lo que favorecerá la innovación e impulsará el crecimiento económico y el bienestar.

El avance tecnológico que ha producido la economía digital, y en particular el uso y aprovechamiento de datos masivos, trae la promesa de impulsar la eficiencia y el crecimiento económico así como elevar el bienestar.

Pero, ¿y la competencia? Las características de los mercados digitales conducen a una alta concentración.

Uno o dos participantes dominan los mercados digitales debido básicamente a dos razones: las externalidades de red y las economías de escala, por lo que puede no ser fácil que haya mayor competencia en estos mercados y dificultarse que los beneficios del avance tecnológico se extiendan a toda la población.

Al mismo tiempo, en los mercados de telecomunicaciones también se ha profundizado la concentración, por lo que el impulso de la competencia por parte de las autoridades en esta materia es fundamental.

El avance tecnológico permite que las empresas, especialmente aquéllas mejor equipadas para utilizar las nuevas tecnologías, con mayores recursos y experiencia, obtengan mucha información sobre los gustos de los consumidores y puedan, potencialmente, utilizar esta información para obtener poder de mercado.

Aunque varios de los servicios provistos por estas empresas se dice que son gratuitos, su uso en la práctica hace posible la recolección de grandes cantidades de datos, de información generalmente personal acerca de los usuarios.

Lo que ha provocado inquietantes preguntas acerca de la privacidad de los datos y ha conducido a repensar el papel de éstos en las relaciones económicas así como en la aplicación de las leyes de competencia a tales relaciones, en particular en lo relativo a los datos como factor para establecer poder de mercado.

En este trabajo se recalca que los problemas de competencia que surgen en la economía digital representan un reto para la política de competencia, pero que esta política continúa siendo útil y relevante en la era de la economía digital.

Que sus principios continúan aplicándose, adecuándolos a la situación actual. Que en particular las leyes de competencia contienen elementos que permiten atender los casos surgidos de la acumulación de datos masivos y en los cuales haya afectaciones al proceso competitivo.

Un tema central para el Instituto Federal de Telecomunicaciones es quién se hará cargo en México de la política de competencia en temas de economía digital.

Esto es algo que todavía no deciden los tribunales, aunque se espera una decisión relativamente pronto.

En la sección 2 se describen las externalidades de red y las economías de escala en mercados digitales, que hacen que estos mercados tiendan hacia la concentración y a generar monopolios naturales.

En la sección 3 se definen los megadatos de acuerdo a distintas organizaciones internacionales. También se comentan algunos aspectos relacionados con los megadatos, como la tecnología y el uso comercial de éstos.

En la sección 4 se discute la importancia de los datos masivos para el crecimiento económico y de la productividad, así como los riesgos que implican para la competencia.

En la sección 5 se argumenta sobre la relación entre datos masivos y transparencia y cómo ésta puede favorecer o dificultar la competencia.

En la sección 6 se discuten las fusiones a la luz de los datos masivos y en la 7 se describen casos recientes de aplicación de la política de competencia a nivel internacional.

En la sección 8 se trata un caso de la Comisión Europea vs Google por su importancia y porque es un caso emblemático de aplicación de la política de competencia en presencia de datos masivos y mercados de dos lados.

En el apéndice se comenta más ampliamente sobre este caso y sobre otros dos que también involucran a la Comisión Europea y a Google. Los tres casos se están actualmente dirimiendo en los tribunales.

Finalmente, en la sección 9 se plantean las conclusiones y recomendaciones.

DESCARGAR: 

http://centrodeestudios.ift.org.mx/documentos/publicaciones/2020/Sem_Megadatos_politica_competencia_economica_Jesus_Zurita_Gonzalez.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*