La abogacía de la competencia en las telecomunicaciones

La abogacía de la competencia en las telecomunicaciones

La Red Internacional de Competencia Económica (RICE. Su denominación original es International Competition Network, ICN) es una organización internacional que busca facilitar la cooperación entre las autoridades de competencia a nivel global.

Se estableció en 2001 y se ha convertido en un organismo fundamental para la colaboración entre autoridades de competencia a nivel internacional. RICE define así la abogacía de la competencia: se refiere a aquellas actividades que emprende una autoridad de competencia relacionadas con la promoción de un medio ambiente competititivo, por medio de mecanismos no obligatorios (non-enforcement mechanisms), principalmente a través de su relación con otras entidades gubernamentales así como por la vía de fomentar la conciencia pública respecto a los beneficios de la competencia (ICN, 2004).

Al momento de escribir este trabajo RICE tiene 336 miembros, en virtud de que algunos países cuentan con más de una entidad gubernamental que los representa y participan en ella organismos de la sociedad civil así como organizaciones que engloban a varios países.

El caso de Estados Unidos es quizá el más conocido, ya que cuenta con dos autoridades de competencia: la División Antimonopolio del Departamento de Justicia (The Antitrust Division of the Department of Justice) y la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission, FTC). Al igual que Estados Unidos, Brasil tiene dos representaciones, registradas ante RICE: el Consejo Administrativo para la Defensa de la Economía (Administrative Council for Economic Defense) y el Secretariado para Asuntos Económicos del Ministerio de Finanzas (Secretariat for Economic Affairs of the Ministry of Finance).

Canadá también tiene dos representaciones: la Oficina de la Competencia (Competition Bureau) y el Tribunal de la Competencia (Competition Tribunal). En contraste, las organizaciones internacionales que sólo admiten una representación por país cuentan con menos de 200 miembros, como la ONU (193 miembros), así como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (189 miembros).

Como complemento a la definición de la RICE, cabe señalar que los autores Cooper et. al. (Cooper, Pautler y Zywicki, 2005) consideran que la abogacía de la competencia, ampliamente definida, es la utilización del conocimiento experto de la autoridad de competencia sobre temas de competencia, economía y protección al consumidor, para persuadir a los actores gubernamentales, de todos los niveles del sistema político y en todas la ramas del gobierno, para diseñar políticas que impulsen la competencia y mejoren la elección de los consumidores.

Estos autores comentan que la División Antimonopolio del Departamento de Justicia (DOJ) de Estados Unidos desempeña un papel central en la abogacía de la competencia.

Apoya a los formuladores de políticas públicas, federales y estatales, las cortes, las autoridades de competencia en otros países, la barra de abogados antimonopolio, así como al público en general, para crear conciencia sobre como la competencia conduce a mercados saludables y protege a los consumidores.

La abogacía de la competencia es un complemento de las obligaciones legales que deben aplicar las autoridades de competencia para tratar de crear un ambiente económico competitivo; es importante no sólo porque puede evitar juicios costosos y penalizar a ciertos agentes económicos, sino también porque permite crear conciencia entre el público y los agentes económicos para que de entre ellos surjan voces que tutelen y procuren el cumplimiento de los preceptos que conducen a un ambiente económico proclive a la innovación y la participación.

En la segunda sección se plantea la relación entre la competencia y la política de competencia, incluyendo en ella la abogacía, y el nivel de desarrollo de los países, medido con el PIB per cápita o con el índice de desarrollo humano de la ONU.

En la tercera sección se comenta sobre las actividades de abogacía que usualmente realizan las autoridades de competencia.

En la cuarta sección se discute por qué debe priorizarse la abogacía de la competencia.

En la quinta sección se argumenta sobre la importancia de la abogacía de la competencia para la regulación así como sobre la interrelación que hay entre ellas.

En la sexta sección se presentan los principales resultados de dos encuestas, elaboradas en 2010 y 2014, que evalúan la política de competencia de la Comisión Europea.

En la última sección se realizan algunos comentarios finales y en el apéndice aparecen las normas, de la Ley Federal de Competencia Económica y de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, que se refieren a la abogacía de la competencia en México.

DESCARGAR:                                        

http://centrodeestudios.ift.org.mx/documentos/publicaciones/2018/La_abogacia_de_la_competencia_en_las%20telecomunicaciones.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*