Impacto prospectivo de los nuevos mecanismos para la neutralidad de red, la gestión de tráfico y la privacidad en los servicios digitales

Impacto prospectivo de los nuevos mecanismos para la neutralidad de red, la gestión de tráfico y la privacidad en los servicios digitales

La Neutralidad de Red (NR) prohíbe que proveedores de acceso a internet (ISP) establezcan políticas para obstaculizar o bloquear el acceso de los usuarios a contenidos o aplicaciones disponibles en internet, o que favorezcan a unos contenidos o aplicaciones sobre otros.

La anterior no es una definición universalmente aceptada, sino que distintos reguladores han adoptado, o están considerando adoptar versiones distintas con implicaciones para las reglas específicas a ser aplicadas. Algunos incluso han decidido no adoptar una definición prefiriendo establecer principios o políticas aplicables a situaciones específicas.

En el fondo, la NR requiere que los ISP están obligados a tratar todo el tráfico de internet de la misma forma sin importar origen, tipo, contenido o medio de transmisión, de forma que todos los puntos de internet deben poder conectarse entre sí, y los proveedores de servicios y aplicaciones deben poder enviar tráfico de un punto al otro sin diferenciación de velocidad, condiciones de acceso o precio. Esto es, todos los paquetes de datos deben ser tratados de forma indistinta.

La NR fue propuesta en 2003 por el profesor Tim Wu a partir de preocupaciones sobre los modelos de negocios que los ISP podrían adoptar en condiciones de libertad tarifaria y contractual.

El profesor Wu advertía de posibles efectos negativos sobre la libertad de acceso a contenidos y aplicaciones si se permitía que los ISP manejaran el tráfico de manera discrecional o con fines comerciales, dado que en la mayoría de las localidades existía a lo más uno o dos proveedores de acceso a Internet.

El debate sobre NR se ha centrado en la cuestión de si las tarifas y condiciones de tráfico deben ser determinadas libremente por los ISP o, por el contrario, el regulador debe establecer cobros y restricciones al tráfico ex ante.

En este último caso, la cuestión para el regulador es ¿Cuáles restricciones y cobros deben establecerse? En términos generales, algunas versiones de NR implican que los ISP deben cobrar a cada usuario una tarifa por el acceso a todos los recursos de internet, sin favorecer, degradar o bloquear contenidos o aplicaciones específicas; y sin requerir el pago de los proveedores de contenidos o aplicaciones por acceso en condiciones más favorables.

Por su parte, algunos analistas económicos han señalado posibles consecuencias negativas sobre la competencia como consecuencia de los controles de precios. Se argumenta que la NR tendría efectos negativos sobre la innovación, tráfico, calidad y/o inversiones, por lo que sería mejor permitir la libre evolución de los modelos de negocios antes de decidir si es conveniente establecer regulación restrictiva.

No obstante, los proponentes de la NR generalmente consideran deseable e inevitable que el ISP establezca una política de manejo de tráfico para efectos de calidad del servicio. Por ejemplo, una política que permita bloquear temporalmente ciertos contenidos a efecto de reducir la congestión.

En estos casos, los proponentes de la NR generalmente consideran que la política de manejo de tráfico debe ser consistente con principios de no discriminación, al menos entre contenidos o aplicaciones del mismo tipo.

Cabe señalar que, desde sus orígenes y hasta la actualidad, los diseñadores de Internet han contemplado la necesidad de que ciertos contenidos reciban trato diferenciado.

Por ejemplo, los paquetes de datos que se utilizan bajo los estándares IPV4 y IPV6 incluyen campos de prioridad de tráfico con el fin de que se utilicen para diferencias servicios que sean en una mayor o menor medida sensibles a la congestión o latencia. La discusión sobre la NR puede dividirse en dos partes:

El régimen de precios y el régimen de tráfico. El régimen de precios determina si el ISP puede cobrar precios sólo a un lado (a los usuarios finales) o a ambos lados (usuarios y proveedores de contenidos o aplicaciones).

Por su parte, el régimen de tráfico se refiere a la alteración del flujo de datos, ya sea con fines de mejora de la calidad, o para la creación de servicios para clientes que estarían dispuestos a pagar por niveles específicos de velocidad, latencia, jitter, ancho de banda, entre otros.

Un ISP puede establecer un nivel de calidad no discriminatorio por tipo de contenido o aplicación; o puede responder de forma diferenciada a clientes dispuestos a pagar por características del tráfico, ya sean usuarios del servicio de acceso o proveedores de contenidos o aplicaciones.

Bajo NR entendida de forma estricta, solo es posible establecer diferenciación basada en la capacidad, lo que significa que los usuarios y los proveedores de aplicaciones y contenidos solo pueden adquirir conexiones de distinto ancho de banda.

En este caso, los paquetes de datos de todos los usuarios son manejados de forma indistinta por el ISP con una calidad basada en “mejor esfuerzo”, lo cual no implica necesariamente protección contra la congestión. Por otra parte, una regulación de NR entendida en forma no estricta podría incluir políticas de manejo de tráfico con fines de calidad de los servicios sin distinguir entre proveedores o usuarios de un mismo servicio.

Dicho manejo implica incrementos en localidad y eficiencia para los usuarios, sin que el ISP establezca cobros diferenciados.

En contraste, la ausencia de NR implica que un ISP podría realizar cobros diferenciados por servicios de mayor calidad o velocidad (fast lanes). Los usuarios tendrían la posibilidad de contratar servicios “premium”, más acordes sus necesidades o a su disponibilidad a pagar.

La política de tráfico podría permitir el cobro de cantidades adicionales por calidad o priorización, de forma que los CAP y usuarios que refieran un tratamiento preferencial para sus paquetes de datos y estén dispuestos a pagar por ello puedan hacerlo.

Los reguladores tienden a considera la transparencia relativa a los servicios que presta un ISP como una parte importante de la regulación de NR. Los reguladores y/o usuarios deben estar enterados de las velocidades, calidad, naturaleza y garantías de los servicios ofrecidos y contratados; y de las capacidades contratadas, políticas de gestión de tráfico y políticas de administración de la red, entre otros.

El debate sobre neutralidad de red gira en torno a un concepto aún en construcción, pero con líneas específicas en las cuales se busca un consenso. Internet es el principal involucrado en la neutralidad de red, que, al tratarse de una plataforma de dos lados con dos tipos de usuarios (generadores de contenido y consumidores de contenido), genera puntos de vista diferentes dependiendo del ámbito desde el cual se mira el análisis; así también, el debate tiene varios niveles y ángulos desde la perspectiva de tecnología de redes, los mercados relevantes involucrados, las prácticas económicas y comerciales de los prestadores de servicio de acceso a Internet, la transparencia en el manejo de la información a los usuarios finales y la política pública acerca de la regulación de NR.

Estos elementos están enunciados en una secuencia lineal que corresponde a la sucesión de los eventos que impactan la NR en la práctica. Pese a la aparente complejidad del. debate, un concepto clave en el mismo es la no discriminación en el tratamiento del tráfico, contenido y aplicaciones. Desde el punto de vista de los creadores de contenido, aplicaciones y servicio sobre internet, la neutralidad de red trata del problema de discriminación en el tránsito de datos y sus efectos sobre los incentivos a la innovación y el desarrollo tecnológico.

Prácticas económicas y comerciales aplicadas por los ISP y CAP Desde el punto de vista económico puede entenderse el debate como: (A) un problema de maximización de bienestar del consumidor o (B) un problema de distorsión de incentivos al desarrollo e innovación tecnológica y de distorsión de la decisión del consumidor. Por otro lado, existen múltiples empresas que tienen poder de mercado en la provisión de productos o servicios que son complementarios.

Tal es el caso de proveedores de contenidos y los proveedores de servicios de internet, por ejemplo, lo cual representa tanto un potencial problema de oportunismo en su conducta hacia otras empresas, como una oportunidad importante de negocios a explotar.

Estos incentivos hacia explotar estas situaciones de poder de mercado abren la puerta a considerar el uso de regulación ex ante como un freno a posibles comportamientos nocivos al interés de los usuarios finales. En materia de precios en mercados de dos lados, los precios relativos dependen fuertemente de las condiciones de demanda subyacentes en cada lado, incluyendo las elasticidades de la demanda relativa y la magnitud de los efectos indirectos de red.

La dinámica de estos mercados de dos lados lleva a que los precios relativos en estos mercados cambien en el tiempo. Por ejemplo, las direcciones de correo son gratis, hasta que la demanda por estas direcciones y la cantidad de información que se guarda en ellas es tan grande que la empresa decide cobrar por el espacio que ocupa la información y el usuario debe ahora pagar por un servicio que antes obtenía gratis. En cuanto a precio, temas importantes relacionados a la NR son la regla de «Precio Cero» y la regla de «Rating Cero»5 («zero rating»).

El primero se refiere al precio que pagaría un CAP a un ISP para que éste transmita las señales a sus clientes. «La regla de precio cero impacta en temas de capacidad de las redes e incentivos de inversión de los ISP y en las innovaciones de contenido en el borde del Internet; cualquier modificación a la regla deberá analizarse bajo estos temas. Asimismo, debe prestarse especial atención a los efectos adicionales que puedan derivarse de la presencia de ISP verticalmente integrados o con poder sustancial de mercado.» El Rating Cero, es una práctica comercial en la que el ISP no cobra a los usuarios finales por el volumen de datos consumido en el uso de aplicaciones específicas, generalmente redes sociales.

El tema de Rating Cero se convierte en materia de análisis desde la· perspectiva de neutralidad de red cuando involucra un acuerdo con los CAP; caso contrario podría verse meramente como una estrategia de negocio unilateral del ISP (como si se tratara de un mercado de un lado y no uno de dos lados). En cuanto a velocidades y volúmenes, comúnmente se regulan de manera que en las condiciones contractuales se sea lo más específico, de manera cuantitativa, respecto de las velocidades y volúmenes que se contratan. Una pregunta de partida en cuanto a regulación en NR es la de establecer medidas ex ante o medidas ex post; es decir si tratarlo como: (A) un problema regulatorio o (B) un problema de competencia.

En todos estos ámbitos existen promotores y detractores de la neutralidad de red. Por un lado, varias industrias y tecnologías utilizan Internet como una tecnología facilitadora para innovar.

Desde la perspectiva de corto plazo, se observa que el acceso a Internet está resultando en un desarrollo de negocios cada vez más acelerado en donde la información fluye cada vez con mayor velocidad. También existen diversas innovaciones que apenas están al inicio de lo que será una larga trayectoria de crecimiento y consolidación cuyo resultado final no es conocido todavía. En un mercado caracterizado por cambios constantes, como los mercados de las telecomunicaciones, tiene importancia considerar -y en algunos casos preferir- el uso de herramientas ex post para controlar el ejercicio indebido de poder de mercado, es decir, política de competencia. La NR puede descansar en varios tipos de regulación

· Transparencia

· No bloquear servicios, contenidos, aparatos o aplicaciones

· No discriminación excepto cuando es razonable por manejo de la Congestión o Estructura de precios que no perjudique aplicaciones rivales. o Servicios o aplicaciones a menores precios o mejor calidad que las de competidores o Diferentes velocidades o confiabilidad reservada a ciertas aplicaciones o Cobros a proveedores de contenidos por acceder a usuarios finales.

Bajo reglas de NR la gestión de la red está permitida solo si es “razonable” para conseguir los objetivos de manejo de la congestión.

DESCARGAR:

http://centrodeestudios.ift.org.mx/documentos/publicaciones/2017/Neutralidad-de-red.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*