LENGUAJE Y DERECHO. LAS NORMAS JURÍDICAS COMO SISTEMA DE ENUNCIADOS

LENGUAJE Y DERECHO. LAS NORMAS JURÍDICAS COMO SISTEMA DE ENUNCIADOS

Cuando el doctor Diego Valadés, director de nuestro Instituto de Investigaciones Jurídicas, me invitó a redactar este «trabajo como el primero del proyecto que tan atinadamente coordina mi querida amiga y colega la maestra Marcia Muñoz de Alba, conjuntamente con la Cámara de Diputados, me sentí sumamente honrado y especialmente motivado.

Justo en aquellos días, lmmer Flores y yo habíamos dado una charla sobre el pensamiento de Hermann Kantorowicz, dentro de un diplomado sobre los Clásicos de la Filosofía y la Teoría del Derecho organizado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas, con asombrosos resultados por lo sugerente que fue el «redescubrimiento» del pensamiento de este autor para muchos de los participantes.

Curiosamente había varios paralelismos entre la lectura de Kantorowicz que expuse en el diplomado («La definición del derecho») y el tema que me correspondía desarrollar para la colección Nuestros Derechos (¿Qué es el derecho?): el trabajo de Kantorowicz había sido pensado como el primero de una serie de estudios que constituirían una obra colectiva denominada Oxford History of legal Science, cuya coordinación estaba a su cargo y que lamentablemente no pudo ver la luz debido a su muerte.

Un segundo paralelismo estribaba en el tema: «La definición del derecho», por un lado y «¿qué es el derecho? por el otro; el tercer y último paralelismo, de naturaleza menos anecdótica, consistía en mi convergencia con Kantorowicz respecto a la necesidad de romper los hábitos mentales desde los que pensamas del derecho mediante la sustitución de un enfoque metafísico, por otro de naturaleza lingüística.

En todo caso, la amable invitación me brindaba la oportunidad de plasmar por escrito algunas de las ideas que han constituido el eje central de mis clases durante los últimos años y que, a juzgar por las reacciones de mis alumnos y el impacto de Kantorowicz, parecen satisfacer una necesidad de quienes están interesados por comprender el derecho desde una perspectiva distinta.

Sin embargo, también había notorias diferencias; de las cuales, la más relevante consistía en que mientras el proyecto editorial de Kantorowicz estaba dirigido a especialistas, la colección de cuadernillos es una obra de carácter eminentemente divulgativo, lo que implicó algunas dificultades adicionales: debía proporcionar una visión del derecho que incorporara los avances de la teoría jurídica contemporánea, sin profundizar en el pensamiento de sus principales expositores; estar escrita en un estilo accesible para cualquier persona de cultura media, lo cual no es fácil tratándose de trabajos filosóficos; debía proporcionar a los lectores legos en derecho las herramientas conceptuales básicas para comprender las nociones del derecho.

Una dificultad especial derivada de mi formación académica, radicaba en tener que abordar un tema clásico de la postura que hace tiempo combato, ya que, junto con Kantorowicz y muchos otros, creo que:

La pregunta ¿qué es el derecho? es la fuente principal de nuestra incapacidad para comprender con claridad lo que se quiere decir cuando se habla de derecho, así como de los infructuosos debates iniciados hace siglos e incluso milenios alrededor de la problemática en cuestión.

No obstante, como no hay mal que por bien no venga y en congruencia con mis propias concepciones, abordo el tema de manera crítica. El itinerario seguido a lo largo del trabajo arranca con una exposición sobre la forma en que aun sin saberlo realizamos actos jurídicos durante nuestra vida cotidiana y la forma en que mediante ellos participamos en los procesos de construcción de nuestra realidad social. En el apartado «Derecho y realidad social», correspondiente al cuadernillo ¿Qué es el derecho? Iniciación a una concepción lingüística, primer volumen de la colección Nuestros Derechos, se expone la problemática que trae aparejada la pregunta ¿qué es el derecho?, y las razones por las cuales es mejor sustituirla por un enfoque de naturaleza lingüística que en lugar de inquirir por el significado de la expresión mediante entidades metafísicas.

Partiendo del hecho de que la palabra «derecho» tiene diferentes significados (es decir, está afectada de ambigüedad), se determinan diversos significados básicos que son analizados durante el resto de ese primer cuadernillo.

En el capítulo segundo de ¿Qué es el derecho? Iniciación a una concepción lingüística, se exponen algunos conceptos elementales de análisis del lenguaje necesarios para abordar el problema del significado del término «derecho» y se analizan seis significados distribuidos en dos grandes categorías que son: «derecho» desde el punto de vista de las concepciones iusnaturalistas en los pensamientos metafísicos: 1) clásico (helénico); 2) escolástico (medieval) y 3) racionalista (moderno); y «derecho» desde una concepción positivista que comprende tanto la 4) «historicista» como a la 5) «sociologista» y a la 6) «normativista».

El resto del trabajo se desarrolla dentro de la concepción normativista por ser la que se presupone por la mayoría de los temas que se abordarán en la colección.

Con respecto a este cuadernillo, intitulado Los sentidos del «derecho», inicio con el análisis de las «células» constitutivas del derecho: las normas jurídicas. Dado que éstas son un tipo especial de normas y las normas un tipo especial de enunciados (oraciones) por las cuales se indica a un sujeto o clase de sujetos efectuar cierta conducta, primero expongo qué es un enunciado y cuáles son sus principales tipos, resaltando entre ellos a los prescriptivos, debido a que la mayor parte de las normas corresponden a este tipo.

Acto seguido procedo a analizar la estructura de las normas en general y concluyo con una caracterización específica de las normas jurídicas. En el siguiente abordo el significado de la palabra «derecho», entendiéndola como sinónimo de «derecho objetivo». Para ello me apoyo en lo expuesto previamente, ya que un sistema jurídico no es otra cosa sino la forma en que se organizan diferentes normas jurídicas.

Dado que hablar de derecho objetivo es prácticamente lo mismo que hablar de sistema de normas jurídicas, me ocupo de explicar qué quiere decir que el derecho es un sistema de normas. Para finalizar, expongo el problema de la existencia de un sistema jurídico, con lo que finalizo el tratamiento del significado de «derecho objetivo» sin antes decir algo sobre la disfuncionalidad del derecho debida a fenómenos tales como la corrupción o la inobservancia de sus normas de manera sistemática (anomia).

Por cierto, dado que la característica diferencial más importante de las normas jurídicas respecto de otras es su pertenencia a un sistema, este apartado permite concluir la definición de «norma jurídica».

El apartado quinto lo he consagrado al significado del término «derecho» entendido como sinónimo de «derecho subjetivo», apoyándome en lo establecido en el apartado anterior, ya que jurídicamente hablando alguien puede decir que tiene un derecho únicamente cuando existe una norma jurídica que se lo concede, lo que a su vez implica la existencia de un sistema jurídico.

Como el término «derecho subjetivo» forma parte de un sistema de términos interdefinibles a los que se suele aludir con el nombre de «conceptos jurídicos fundamentales», se exponen someramente dichos «conceptos», lo que me permitió abordar los distintos significados de «derecho subjetivo».

En el último apartado me hago cargo del significado de «derecho» como sinónimo de «ciencia del derecho». Su comprensión presupone tanto a los apartados de este cuadernillo como al cuadernillo ¿Qué es el derecho? Concepción lingüística, debido a que el material sobre el que se construyen las llamadas «teorías jurídicas dogmáticas» son sistemas normativos concretos que determinan del uso que se puede dar a los conceptos jurídicos fundamentales en la práctica de un derecho dado. Los elementos básicos para la comprensión del resto de los números de la colección se encuentran expuestos en los tres últimos puntos, toda vez que en ellos se abordarán diferentes ordenamientos legales del sistema jurídico mexicano, los cuales están constituidos por normas jurídicas del propio sistema, determinantes del uso adecuado que se pueda dar a los conceptos jurídicos fundamentales en nuestro país por parte de sus titulares.

El último apartado permitirá comprender más cabalmente la naturaleza de los trabajos que constituyen la colección, pues cada cuadernillo es un estudio de «dogmática jurídica» o «ciencia del derecho», dirigido a hacer ver a sus lectores algo más que lo que podrían ver como buen hombre de la calle, aunque tuvieran enfrente los mismos textos legales analizados en un cuadernillo.

DESCARGA GRATIS:

http://biblioteca.diputados.gob.mx/janium/bv/lvii/legder_norjur_sisenun.pdf

https://drive.google.com/file/d/1ELRBPttnCu7HA8o-mHkcBicUZmeuhwBa/view?usp=sharing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*