Una nueva estructuración del derecho Efectos de los derechos humanos en México

Una nueva estructuración del derecho Efectos de los derechos humanos en México

Introducción

Los derechos humanos cada vez implican más la necesidad de reconocer cómo se han integrado en el derecho, cómo lo están afectando y, a partir de esto, poder dar cuenta sobre cómo incidirán en la sociedad. Sus implicaciones estructurales apenas las hemos ido reconociendo en algunos de los aspectos más evidentes, pero es claro que aún existe una importante evolución pendiente.

Comprender lo antes posible esa evolución, puede ahorrarnos años de esfuerzos erráticos, tanto porque sin querer se puede terminar por fortalecer o justificar inercias que en realidad retrasan su evolución, como porque los procesos que deberían empujarse, incluso con cierta coordinación facilitada por una especie de común teleología práctica, pueden quedar de lado.

Al final, una ventaja de los derechos humanos sería que ellos mismos han orientado y orientan las prácticas jurídicas, de manera que progresivamente se van generando las estructuras necesarias. Esto podría fortalecerse si tuviésemos una mejor conciencia de esa teleología práctica que les orienta. Esta teleología cumpliría, así, no sólo con una función social, sino que ayudaría a resolver un problema respecto de la capacidad de agencia para transformarnos socialmente, al articularnos con el sentido estructural de los derechos humanos que está transformando al derecho.

Este texto pretendería ser un esfuerzo entre la teoría y la práctica para ayudar a comprender esa necesaria “teleología práctica” que nos permita orientar nuestra agencia con una visión estructural. En ese sentido, resulta un poco ambicioso; pero, me parece, justificado frente a nuestras necesidades. La crítica que pueda recibir a partir de él permitirá, en el mediano plazo, mejorar la propuesta teórica y el análisis.

Evidentemente, una primera aproximación crítica a este texto indicaría la ausencia de consideraciones económicas, políticas, sociales o ideológicas sobre los derechos humanos. Sin detrimento de la relevancia de este tipo de análisis, esto deriva del tipo observación que aquí se pretende, ya que, buscando evitar ser en una visión normativista, indaga dentro del derecho razones por las que estructuralmente éste tiene o puede tener efectos en la realidad a partir de las transformaciones que internamente han generado los derechos humanos.

Esta primera aproximación constituye un esfuerzo por abrir diálogos a partir de cuatro dimensiones de la evolución del derecho. Se busca analizar cómo el derecho ha adquirido internamente una finalidad (dada por la distinción víctima | persona), cómo se genera en él un acoplamiento con esta finalidad posibilitando su operatividad (a través de la distinción del funcionamiento reactivo | proactivo del derecho), y finalmente cómo es que está va adquiriendo lógicas específicas de articulación internas tanto espacial (con la distinción extensiva | intensiva de los derechos humanos) como temporal (a partir de la distinción sincronía | diacronía). Se busca dar cuenta de la existencia de un proceso en marcha dentro del derecho en México, y no de una situación final. En este sentido, se busca, más que un esfuerzo diagnóstico, trazar cuatro líneas de observación estructural, cuyo anhelo sería facilitar, a partir de ellas, esfuerzos comunes. Dado que el derecho, y no sólo los derechos humanos, están evolucionando rápidamente, la posibilidad de coordinarse entre personas desconocidas para incidir y fortalecer esa evolución, me parece una tarea necesaria.

Esta tarea puede realizarse con mayor facilidad si se tiene un marco más o menos común de observación que lo permita; pues, con su uso, los diagnósticos podrían actualizarse desde los diferentes niveles de acción que podemos tener, desde nuestra práctica cotidiana. Si las cuatro dimensiones no se lograsen realizar en el derecho, los derechos humanos difícilmente podrían materializarse, aunque aún podrán servir para otros objetivos, como legitimar actores sociales o políticos, o políticas aisladas con un selectivo impacto social.

Frente a este último uso, prácticamente sólo nos quedaría analizarlos como ideología. Si tiene sentido preguntarse por cómo se afecta el derecho estructuralmente a partir de los derechos humanos, es, me parece, sólo bajo el presupuesto de que la sociedad, en general, podría tener un instrumento real para hacer efectivos los derechos humanos. Existen demasiados “pendientes” en México, quizá podamos ahorrar un poco de tiempo si actuamos de forma que podamos incidir estructuralmente.

http://appweb.cndh.org.mx/biblioteca/archivos/pdfs/Nueva-Estructuracion-Derecho.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*