Una mirada a los derechos de las niñas y los niños: su resignificación

Una mirada a los derechos de las niñas y los niños: su resignificación

Recientemente las niñas y los niños se vieron favorecidos por la promulgación de una legislación que, de manera integral, recaba toda una serie de derechos reconocidos en los instrumentos internacionales de derechos humanos de la infancia y en las diversas legislaciones aplicables, me refiero a la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, pero, ¿acaso es suficiente que en el papel existan esos derechos específicos? La realidad en el caso de las niñas y los niños nos ha mostrado que no es palpable todavía el beneficio de los derechos reconocidos en la legislación, todavía se podría pensar que se tienen grandes desafíos en el reconocimiento de la titularidad de los derechos de niñas y niños, ya que “[…] el ejercicio de los derechos humanos es el mayor rezago del México actual; el Estado ha fallado en garantizar la igualdad, la dignidad y la libertad de las personas, en especial de niñas, niños y adolescentes”.

Los estudios sobre el tema, como los que presentaré más adelante, han arrojado que existe una cultura muy con servadora que se resiste a reconocer los derechos de ese sector, hay una tendencia a la negación de sus derechos y de sus libertades por la carga social que implica la relación adulto-niña(o) en las estructuras sociales.

Por esa razón, además de proponer una nueva mirada a los derechos de las niñas y los niños, nos debemos replantear su resignificación.

Para realizar lo anterior, el considerar elementos y aspectos específicos de otras disciplinas científicas que posibiliten nuevas interpretaciones es imprescindible.

La esencia de los derechos humanos y el derecho se ve fortalecida al utilizar elementos de disciplinas como la psicología del desarrollo humano y la psicología social, que nos explican los conceptos de la satisfacción de necesidades de niñas y niños, o el de representación social que, precisamente, aportan elementos para el ejercicio propuesto de resignificar las miradas que hacen los adultos sobre la niñez para una interpretación acorde de sus derechos humanos.

Retomar los aspectos del desarrollo humano como una satisfacción de necesidades permanente es un componente que permite la vinculación con el sentido de los derechos humanos de la infancia. La explicación teórica de lo que son las representaciones sociales desde la psicología social ayuda a comprender cómo entendemos los derechos y su aplicación en niñas y niños.

Al final, regresando al tema central del fascículo, que es el de los derechos humanos de la niñez, podremos revisar el marco jurídico vigente más relevante que aplica a esta población con esa nueva perspectiva, por ende, es vital recurrir a las otras miradas que nos brindan estas disciplinas.

¿Qué idea nos viene a la mente cuando pensamos en la palabra niño? ¿Qué idea nos viene a la mente cuando pensamos en la palabra niña? La idea implicaría responder inmediatamente sin pensar mucho, para después, al tomarnos unos momentos para revisar las respuestas a estas preguntas, si se anotó la primera idea que haya venido a la mente, y al revisar qué se escribió, el resultado final es lo que realmente se encuentra en lo más profundo de nuestra mente, nuestra significación, lo que se acaba de realizar es un sencillo ejercicio de “representaciones sociales fácil de captar”.

Las representaciones sociales son las ideas que tenemos a modo de creencia y que circulan en una determinada sociedad y en un tiempo específico; éstas varían en cada grupo social y están determinadas por factores ideológicos, culturales, políticos y sociales.

El tema de los derechos de las niñas y los niños no se escapa al fenómeno de las representaciones sociales y la necesidad de la resignificación y de cambiar nuestra mirada.

¿Por qué es necesario abordar el tema de las representaciones sociales al pretender realizar una mirada a los derechos de la infancia? Porque, como fue señalado anteriormente, nuestras representaciones sociales han definido el tipo de leyes e instituciones que hemos construido para la infancia, la interpretación que les damos y cómo son esas mismas representaciones sociales las que impiden en un momento dado que esas leyes e instituciones se modifiquen o se interpreten de una manera distinta.

DESCARGAR:

http://appweb.cndh.org.mx/biblioteca/archivos/pdfs/fas-CTDH-Derechos-Ninas-Ninos_1.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*