Niñas y niños promueven sus derechos

Niñas y niños promueven sus derechos

A partir de la publicación de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de 4 de diciembre de 2014, en la población mexicana ha permeado cada vez más una realidad: niñas, niños y adolescentes son sujetos plenos de derechos, su respeto y protección es una cuestión que concierne a las familias, comunidad, sociedad civil y al Estado.

Ese acto legislativo fijó un cambio de paradigma en la manera de mirar y abordar los asuntos de niñas, niños y adolescentes, además de establecer un catálogo de derechos, se prevén diversos principios rectores para garantizar su efectiva protección y prevenir su vulneración a través de un enfoque integral, de género, transversal, con perspectiva de derechos y atendiendo al interés superior de la niñez y adolescencia, así también se dotó de las herramientas necesarias que permitan transitar del ámbito normativo a la materialización de la Ley.

Una de las obligaciones más importantes que establece la legislación general en materia de niñas, niños y adolescentes es la relativa a su participación efectiva –que abarca la de ser escuchados(as) y que su opinión sea tomada en cuenta en todos los asuntos que les incidan, de acuerdo a su edad, desarrollo evolutivo, cognitivo y madurez–.

Para el ejercicio de ese derecho, la niñez y adolescencia debe tener una formación basada en el enfoque de derechos humanos.

Esa convicción ha llevado a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a elaborar nuevos materiales, publicaciones de difusión y contenidos para que conozcan sus derechos, los ejerzan, promuevan y difundan.

De ahí que se presenten dos cuadernillos, uno dirigido a las niñas y niños de 1º a 3º, y otro de 4º a 6º de primaria, los cuales son el inicio de una serie denominada Niñas, niños y adolescentes promueven sus derechos, pues estamos convencidos que con la colaboración de las autoridades escolares y el personal docente, a partir de la realización de los ejercicios que se han incluido en los materiales, y que se podrán incorporar a las actividades educativas que se llevan a cabo en los planteles escolares haremos posible la perspectiva de derechos.

El reto es mayúsculo, aún existen obstáculos con los que se pretenden hacer nugatorios los derechos de este sector poblacional, sin embargo, la CNDH refrenda su compromiso con las niñas, niños y adolescentes, y lo asume como una mayor prioridad.

http://appweb.cndh.org.mx/biblioteca/archivos/pdfs/Ninez-Promueven-DH-1a3-Primaria.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*