La justiciabilidad del derecho al agua en México

La justiciabilidad del derecho al agua en México

Las condiciones prevalecientes respecto del acceso al agua potable y a los servicios de saneamiento básico en México son sumamente irregulares y profundamente inequitativas.

Este acceso constituye servicios asequibles y cotidianos para diversos sectores favorecidos de la población que regularmente habitan en concentraciones urbanas, pero la realidad de las zonas menos favorecidas, especialmente en el ámbito rural, suele ser muy distinta.

La carencia de servicios públicos relacionados con el agua afecta directamente la calidad de vida de las personas, su dignidad y el goce y ejercicio de los derechos humanos.

Por otra parte, es común la existencia de conflictos sociales derivados de la construcción de grandes obras de infraestructura, concebidos con el fin de beneficiar a ciertos sectores de la población y cuyos resultados tienden a afectar a otros grupos.

Esta situación, es el resultado de la falta de planeación e implementación de políticas públicas adecuadas para cubrir la cobertura de los servicios públicos básicos, pero también es consecuencia de muchos otros factores arrastrados por años en los que las autoridades de los distintos poderes del Estado se mantuvieron ajenas a la posibilidad de hacer exigibles ciertos derechos sociales y cerradas a la recepción efectiva y real de los tratados internacionales, especialmente en materia de derechos humanos.

Actualmente, el derecho humano al agua constituye una realidad al estar reconocido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, pero hacerlo posible en la práctica requiere de esfuerzos multisectoriales que se abran a trascender el rezago ideológico, administrativo y jurídico acumulado, que a pesar de la reciente reforma en materia de derechos humanos, continua constituyendo un obstáculo para la consecución de los principios de igualdad y no discriminación, vigentes en los Estados democráticos de derecho.

Este trabajo pretende exponer los mecanismos jurídicos existentes en el país con el fin de hacer posible la realización del derecho humano al agua.

El primer apartado aborda las previsiones sobre este derecho en los instrumentos del Sistema Universal de Protección de los Derechos Humanos y su reconocimiento específico por parte del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, órgano supervisor de la aplicación del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, así como los desarrollos posteriores del derecho por parte de otros organismos de la Organización de las Naciones Unidas.

En el segundo apartado se establecen las posibilidades y vías para que este derecho sea tutelado bajo el Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos; en él se exponen diversas resoluciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos relacionadas con el acceso al agua y otros derechos de los pueblos indígenas.

La tercera parte, que se refiere al derecho al agua en el país, da cuenta de las reformas y modificaciones jurídicas que tuvieron que generarse para que fuera posible reconocer constitucionalmente este derecho, así como las etapas que todavía faltan para hacerlo plenamente exigible, como la publicación de la ley reglamentaria que desarrolle el contenido normativo del derecho.

Por último, se abordan los distintos mecanismos existentes para proteger el derecho al agua y hacerlo jurídicamente exigible.

Para ello, se analizan, entre otros procedimientos, recientes sentencias de amparo emitidas por distintos órganos del Poder Judicial de la Federación en las que se ordena cumplir con este derecho.

DESCARGAR:

http://appweb.cndh.org.mx/biblioteca/archivos/pdfs/fas-CTDH-Justiciabilidad-Derecho-Agua_1.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*