La Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares

La Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares

En 2010 el número de migrantes internacionales alcanzó 214 millones de personas.1 Ante el panorama económico mundial actual, se pronostica que la migración se incrementará: si la población de migrantes continúa aumentando al mismo ritmo que en los últimos 20 años, el contingente de migrantes internacionales en todo el mundo en 2050 podría alcanzar los 405 millones.

En su Informe 2010,3 el Relator Especial sobre los Derechos Humanos de los Migrantes, Jorge Bustamante, observó que:

La migración irregular es un fenómeno complejo con causas múltiples y relacionadas entre sí, que están estrechamente vinculadas a tres importantes mecanismos de activación: la existencia de controles cada vez más restrictivos en algunos países de destino, así como restricciones a las vías legales de la migración (incluida la reuni­ficación de familias); un aumento del desempleo y la exclusión social en algunos países de origen, junto con crecientes disparidades estructurales dentro de los países y entre ellos; y factores de atracción en países de destino, en particular la mayor demanda del sector no estructurado del mercado laboral… la migración irregular es el resultado de una interacción de factores en los países de origen y de destino y, por lo tanto, la gestión de la migración irregular es una responsabilidad compartida.

México se caracteriza por ser un país de origen, tránsito y destino migratorio. En el país residen 492,617 personas nacidas en el extranjero. Entre 2005 y 2010 el número de personas mexicanas que migraron al exterior ascendió a 1,112,273, de las cuales 90 % vive en Estados Unidos de América (en adelante, EUA).5 Se estima que 400 mil personas se encuentran en tránsito por México e incursionaron sin documentación.

La grave situación que enfrentan los migrantes en territorio mexicano ha sido constatada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (en adelante, CNDH), que ha documentado constantes violaciones a los derechos humanos de migrantes irregulares.

Por otra parte, de forma alarmante y vergonzosa, en México se han producido una serie de secuestros individuales y masivos de migrantes, lo cual evidencia los gravísimos problemas estructurales e institucionales que prevalecen en el país en menoscabo de los derechos de los migrantes.

Así, durante 2009, fueron secuestrados 20 mil personas migrantes y en 2010 el número ascendió a 11,333 migrantes secuestrados.

En agosto de 2010, en Tamaulipas, se encontraron 72 cadáveres de migrantes indocumentados. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos expresó su más profunda preocupación por la matanza de inmigrantes ocurrida en México y urgió al Estado a adoptar medidas urgentes para investigar y hacer justicia, así como para proteger a los migrantes en tránsito en el país y garantizar el respeto a sus derechos humanos.

DESCARGAR:

http://appweb.cndh.org.mx/biblioteca/archivos/pdfs/fas_CSUPDH9-1aReimpr.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*