DERECHOS DE PERSONAS JURÍDICAS

DERECHOS DE PERSONAS JURÍDICAS

Sobre las posturas del Sistema Interamericano y la Suprema Corte en México

INTRODUCCIÓN

La temática que se aborda en este libro se inscribe en un contexto hemisférico concreto, caracterizado entre otros factores por la “convencionalización” del derecho interno de los Estados [Latino] Americanos y por la lucha por el uso y aprovechamiento del discurso de los derechos humanos.

En esas dos dimensiones del contexto ya referido, la discusión sobre el reconocimiento de la titularidad de los derechos humanos para las personas jurídicas no es ajena (no debe serlo) a la pregunta por la forma como el derecho interno se armoniza y se hace compatible con los estándares internacionales en materia de derechos humanos y a la vez, dicha discusión no puede ser ingenua frente a una realidad concreta consistente en que el discurso jurídico de los derechos humanos ha escalado hasta obtener la máxima jerarquía en muchos ordenamientos nacionales, de los que México no es la excepción.

El presente libro pretende ofrecer una serie de elementos descriptivos, analíticos y normativos, sobre los aportes que hay en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos respecto de la posibilidad jurídica de reconocer como titulares de derechos humanos a las personas jurídicas.

Para ello, en el primer capítulo se analiza una dimensión teórico-conceptual de esta discusión, partiendo de la idea de que es ineludible distinguir entre derechos constitucionales o fundamentales y derechos humanos, y haciendo explícita nuestra consideración de que la fundamentación iusfilosófica de los derechos humanos permite y exige distinguir entre uno y otro tipo de derechos.

En el libro se advierte de un proceso en curso de “deshumanización de los derechos humanos”, en el que empresas y corporaciones mercantiles poderosas se están apropiando del discurso de los derechos humanos para reivindicarlos como propios, en el marco de sus intereses económicos y políticos.

Esta invasión del discurso de los derechos humanos se ha llevado de la mano de la exigencia de que a las personas jurídicas se les reconozcan estos derechos.

El tema, desafortunadamente, no ha tenido la atención suficiente y ello ha llevado a que esta demanda fructifique en algunos lugares.

México es un claro ejemplo de esto y la doctrina constitucional, como se muestra en este capítulo, ha fallado en discutir con mayor profundidad el tema.

Aquí intentamos presentar argumentos para sostener, desde un punto de vista teórico y filosófico, que las personas morales no pueden ser consideradas titulares de derechos humanos.

En el segundo capítulo se analiza el contenido y alcance del artículo 1.2 de la Convención Americana, realizado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), en la Opinión Consultiva 22/2016. Al atender las consultas que fueron puestas a su consideración, el máximo organismo jurisdiccional en materia de derechos humanos a nivel regional establece los criterios interpretativos para determinar si las personas jurídicas son o no titulares de derechos humanos.

Aquí se identifica que la interpretación realizada en el Sistema Interamericano respecto de dicha disposición (en conjunto con otras de la Convención Americana sobre Derechos Humanos –CADH–), cuando se utilizan los términos “persona” y “ser humano”, se están usando como sinónimos, por lo que dentro del término persona no deben considerarse incluidas las personas jurídicas, de ahí que éstas no sean titulares de los derechos convencionales.

Por consiguiente, tampoco pueden ser consideradas como presuntas víctimas en el marco de los procesos contenciosos ante el sistema interamericano.

Las conclusiones de la Corte IDH sobre esta cuestión también establecen que las personas jurídicas están, en todo caso, obligadas a respetar, en el correspondiente orden interno, los derechos humanos y, en el evento de que ello no acontezca, los Estados involucrados pueden ver comprometida su responsabilidad internacional, en la medida que no garanticen su libre y pleno ejercicio por toda persona natural sujeta a su jurisdicción.

En el segundo capítulo también se presentan los criterios de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre el tema.

http://appweb.cndh.org.mx/biblioteca/archivos/pdfs/02_personas.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*