Análisis de las trayectorias de las mujeres en los partidos políticos: obstáculos y prospectiva para su desarrollo

Análisis de las trayectorias de las mujeres en los partidos políticos: obstáculos y prospectiva para su desarrollo

En México se ha legislado a favor de la inclusión de un mayor número de mujeres en los espacios políticos.

A partir de ello, se logró aprobar la paridad en las candidaturas a cargos de elección popular y en los cargos de gabinete en los Poderes Ejecutivos, federal y locales.

El movimiento de mujeres ha logrado generar agendas políticas y legislativas que en los últimos 20 años han pasado de una incipiente participación de las mujeres a la paridad en todo, lo que se considera un triunfo en la normalización de la presencia femenina en espacios tradicionalmente masculinos. A pesar de lo anterior, y sin considerar la elección federal de 2018, el acceso de las mujeres al poder ha sido un proceso evolutivo y constante, pero que no ha incluido a una diversidad de mujeres en los Ejecutivos ni en la toma de decisiones de alto nivel. México nunca ha tenido una presidenta.

Asimismo, la historia democrática del país, sólo ha tenido nueve gobernadoras, y hoy en día sólo 25% de las presidencias municipales son ocupadas por mujeres.

Dado que son los partidos políticos los que promueven a las mujeres en las candidaturas, éstos juegan un papel fundamental en las democracias como facilitadores en el acceso a cargos de elección popular.

Sin embargo, poco se ha estudiado el papel de dichos actores en la promoción de las carreras políticas de las mujeres, particularmente vinculando la vida interna de los partidos políticos con el acceso a candidaturas.

Este estudio busca evaluar si existen patrones de ascenso al interior de los partidos políticos, con el fin de identificar la contribución de éstos a los cargos que ocupan las mujeres en los órganos directivos de los partidos políticos, así como en la obtención de candidaturas, particularmente ganadoras. Para ello, se analizó la base de datos de integrantes de los órganos directivos de los partidos políticos y la trayectoria de 39 mujeres de los diferentes partidos políticos nacionales que han sido integrantes de órganos directivos a nivel estatal y nacional.

Se analiza el papel que juega el diseño institucional, así como los recursos y estrategias de las mujeres para el avance de sus carreras. Entre los factores relativos al diseño institucional se identificaron los mecanismos para la inclusión de mujeres en los órganos directivos de los partidos políticos, sus estatutos, la presencia de órganos de promoción política de las mujeres y recursos para el impulso de su carrera política.

En cuanto a los recursos que las mujeres utilizan se encontró su pertenencia a un grupo, haber provenido de familia política o pertenecido a una élite partidista. También se investigaron las estrategias que las mujeres utilizan, como la capacitación, la alianza con grupos de mujeres, el conocimiento de las reglas formales e informales al interior de los partidos, el liderazgo comunitario, la gestión de votos y su liderazgo al interior de los partidos. Dentro de los retos de la participación política de las mujeres se encontró que aún persisten los estereotipos de género al interior de los partidos, existen obstáculos para el acceso al financiamiento y retos en la conciliación de una carrera política y la familia. Es decir, aún no hay un piso parejo en la competencia política entre hombres y mujeres.

Se debe destacar también que casi todas las mujeres entrevistadas han sido víctimas o han tenido colegas que se han visto inmersas en situaciones de violencia política. El estudio, entonces, tiene un primer capítulo que hace una revisión general sobre la participación política de las mujeres.

En éste se incluyen los límites a la participación y su evolución en nuestro país, y se discute teóricamente el papel de los partidos políticos en la promoción de la participación de las mujeres en política. El segundo capítulo discute a fondo el papel de los partidos políticos en la promoción de la participación política de las mujeres.

Algunas variables que se encontraron y han sido relativas para el diseño institucional al interior de los partidos son su diseño estatutario, los órganos de participación política de las mujeres, la inclusión de cuotas y la participación real, es decir, la inclusión de mujeres en los espacios de toma de decisión.

Asimismo, los partidos juegan un papel relevante en las acciones de promoción de las mujeres, particularmente la capacitación para la formación de liderazgos y las de promoción política. Este capítulo reconoce que existen otros factores explicativos, como los que tienen que ver con las propias habilidades políticas y de liderazgo de las mujeres.

El tercer capítulo explica la metodología del estudio, que es mixta al combinar métodos cuantitativos y cualitativos. Se explica el criterio de selección de las entrevistadas y cómo se procesaron las entrevistas.

El capítulo cuatro analiza con mayor profundidad el papel de los partidos políticos en la obtención de candidaturas, y constituye el cuerpo de la investigación, el cual permite clasificar las acciones de los partidos para el otorgamiento de candidaturas y en la generación de diseños institucionales incluyentes.

La investigación reconoce que las mujeres que obtienen candidaturas tienen recursos y estrategias para el acceso al poder. Se puede anticipar que las mujeres que han llegado a cargos de elección popular con una vida activa dentro del partido tienen diferentes estrategias y recursos; no hay trayectorias únicas.

El quinto capítulo retrata lo relativo a la violencia política, reconociendo que las mujeres o han vivido violencia, o bien han presenciado situaciones de violencia política. Los niveles de esta violencia son distintos, desde los estereotipos, la cancelación de su candidatura, atentados en su contra y/o hasta que se haya puesto en riesgo a su familia y/o su libertad. Finalmente, se retoman los retos en la participación política de mujeres indígenas y afromexicanas.

Se entrevistó a dos dirigentes indígenas; sin embargo, se notó que en el resto de las mujeres aún no hay claridad en las propuestas para incorporar a un mayor número de mujeres indígenas en la vida interna de los partidos políticos y, por consiguiente, a la obtención de candidaturas.

La población afromexicana también se encuentra invisibilizada tanto en su participación como en sus demandas. Entre sus conclusiones, el estudio plantea una serie de recomendaciones para facilitar la incorporación de más mujeres a la vida de los partidos, reconociendo que son estos quienes deben fomentar una mayor incorporación de las mujeres en la vida democrática.

Es importante reconocer que persisten los estereotipos sobre la participación de las mujeres en la vida política. Se sigue creyendo que requieren de una preparación adicional para acceder a cargos de elección popular y que tienen intereses de otros en su acceso al poder.

En este sentido, hay que reconocer que se debe trabajar para la normalización de la vida de las mujeres en política, al tiempo que se hacen diseños institucionales más incluyentes. Nuestro país ha caminado en este sentido con la generación de las leyes de cuotas y la normatividad sobre las candidaturas de mujeres.

Los retos y las barreras a superar son los relativos a la normalización de la participación de las mujeres en todos los espacios. Se extiende un agradecimiento especial a todas las mujeres que abrieron sus puertas a la realización de entrevistas. Sin ellas, este estudio no hubiera sido posible.

DESCARGAR:

https://portal.ine.mx/wp-content/uploads/2020/05/Analisis-trayectorias-mujeres-partidospoliticos.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*