La Comisión Nacional de los Derechos Humanos y la acción de inconstitucionalidad de ley

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos y la acción de inconstitucionalidad de ley

Los Estados Unidos Mexicanos se rigen por una Constitución General de la República. Es decir, a diferencia del sistema alemán o norteamericano, cuya Constitución es federal, nuestra Carta Magna irradia los tres órdenes de gobierno.

En este sentido, la tutela de nuestro orden constitucional en los estados y municipios debería ser mucho más rígida que en otros sistemas jurídicos.

Ahora bien, para que las normas constitucionales tengan garantías de cumplimiento deben existir medios o vehículos que permitan tutelar los derechos allí consagrados. Nuestro sistema de justicia constitucional contiene tres vehículos, a saber: amparo, controversia constitucional y la acción de inconstitucionalidad de ley.

El juicio de amparo está diseñado para tutelar los derechos fundamentales de las personas. Por su parte, la controversia constitucional es un medio para resolver conflictos sobre distribución de competencias entre los distintos niveles de gobierno y el equilibrio de poderes.

Por último, la acción de inconstitucionalidad de ley sirve para expulsar normas del sistema jurídico mexicano, por su incompatibilidad con el Texto Constitucional.

El 14 de septiembre de 2006 se legitimó a las Comisiones de Derechos Humanos para la interposición de la acción de la inconstitucionalidad de ley para contender normas jurídicas en contradicción con los derechos humanos.

En efecto, se dotó a los Ombudsman para andar sobre la autopista del derecho procesal constitucional. El presente texto versa sobre el análisis de algunas acciones de inconstitucionalidad interpuestas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por su relevancia y trascendencia.

Por razón de método es preciso señalar que el presente texto es un análisis jurisprudencial. En efecto, aquí caminaremos a lo largo de una serie de decisiones judiciales nacionales e internacionales para enriquecer el debate de nuestro derecho con la experiencia de otros países. Este texto es así, pues las decisiones en el más Alto Tribunal del país alimentan la democracia, no la democracia electoral, sino una democracia de carácter sustantivo.

En efecto, cada decisión judicial sobre derechos sustantivos construye la condición de ciudadanía y persona en una democracia.

El lector aquí podrá encontrar un texto conformado de cuatro secciones. En primer plano, un breve análisis de qué es la acción de inconstitucionalidad de ley.

En segundo lugar, una reflexión del papel de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos al ejercer este medio de control constitucional.

Nuestra tercera sección está compuesta por el estudio de las acciones de inconstitucionalidad más importantes interpuestas por el Ombudsman nacional y, por último, las conclusiones generales del presente texto.

DESCARGAR:

http://appweb.cndh.org.mx/biblioteca/archivos/pdfs/fas_CTDH_CNDHaccionInconstitucionalidad1aReimpr.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*