SEGURIDAD NACIONAL Y FUERZAS ARMADAS. FUNDAMENTOS PARA UN MODELO DE SEGURIDAD NACIONAL EN MÉXICO

SEGURIDAD NACIONAL Y FUERZAS ARMADAS. FUNDAMENTOS PARA UN MODELO DE SEGURIDAD NACIONAL EN MÉXICO

Las Fuerzas Armadas mexicanas han sido y son instituciones fundamentales de la República, diseñadas para mantener la soberanía, independencia, integridad, existencia y permanencia de la nación. Ante su obligada y necesaria modernización y consolidación como pilares destinados a la preservación de la seguridad nacional y subordinadas al poder civil, nuestro país debe proveer un modelo adecuado para el desarrollo de nuestras instituciones armadas ante los efectos mundializadores y los nuevos fenómenos estatales y no estatales que están afectando a las sociedades y su vertebración, garantizan, do con ello el cumplimiento de las aspiraciones y los objetivos nacionales proyectando a México como una ver, dadera potencia geopolítica en todos los órdenes.

Si bien el poder militar ha demostrado su lealtad a las instituciones del Estado mexicano y su subordinación al poder civil constituido a partir del modelo democrático y por su parte los poderes federales y su representación civil han reconocido el papel fundamental que las instituciones armadas han legado para el desarrollo nacional, existe un gran vacío jurídico, programático y presupuestal para identificar con certeza que queremos como nación hacer de nuestras Fuerzas Armadas en el horizonte estratégico.

Si bien otras naciones han establecido incluso en su marco legal disposiciones para establecer los objetivos de las relaciones cívico-militares, en México nos encontramos de manera incipiente aproximando a los mundos en ocasiones disímbolos y desconocidos como muchas veces lo son el civil y el militar.

Las circunstancias propias de la violencia y la delincuencia han obligado a los mandos supremos a emplear a la fuerza armada permanente en misiones que originariamente corresponderían a las instituciones de seguridad pública, que constitucionalmente corresponden al poder civil y que por diversas variables y por explicaciones multifactoriales hoy se han convertido en materia de seguridad nacional. Esto ha significado el ordenar la intervención de las instituciones armadas en materias de competencia civil, lo cual obliga necesaria, mente a la profunda reflexión e indispensable deliberación sobre los límites y alcances que debe tener la intervención de las Fuerzas Armadas en dichas misiones.

La decisión fundamental que se adopte derivada de dichas deliberaciones desarrolladas en un espacio abierto al sector público, social y privado y en donde participen las propias instituciones militares, deberá integrar un modelo de seguridad nacional hacia el futuro don, de nuestras Fuerzas Armadas puedan desempeñar sus misiones con plena certidumbre jurídica y política así como con gran eficiencia, lo que implicará la integración de una doctrina homogénea en la materia, la promulgación y reforma de diversos ordenamientos legales que otorgarán nuevas facultades y obligaciones para todas las instancias que forman parte del sistema de seguridad nacional y una plataforma programática que visualice con claridad el entorno estratégico y proponga de manera prospectiva el horizonte estratégico que como nación se determine.

DESCARGA GRATIS:

https://drive.google.com/file/d/1E68eiimyJP083U-YkCfzTMfXXNA9YVq1/view?usp=sharing

O

http://biblioteca.diputados.gob.mx/janium/bv/ce/lxiii/seg_nac_fuearm_lxiii.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*