LA CÁMARA DE DIPUTADOS EN EL DEVENIR HISTÓRICO NACIONAL

LA CÁMARA DE DIPUTADOS EN EL DEVENIR HISTÓRICO NACIONAL

Durante los últimos años, los estudios acerca del Poder Legislativo han ido en aumento, alcanzando cada vez mayor profundidad y amplitud.

En el caso de los que se ocupan de su desarrollo en el siglo xix, este auge se encuentra directamente relacionado con la consolidación de nuevos enfoques que han ampliado sus horizontes explicativos con respecto a los propuestos tradicionalmente, donde las actividades legislativas se desdibujaban. Además, muchas de estas investigaciones han puesto de relieve el significado de los congresos federales y estatales durante esos agitados tiempos, cuya dinámica ya no puede explicarse exclusivamente en función de las gestiones presidenciales, las acciones de los caudillos o los episodios bélicos.

Por otra parte, las transformaciones que viene experimentando el sistema político mexicano han constituido un estímulo fundamental para el desarrollo de estudios que se ubican en distintos momentos del siglo xx, analizando los partidos políticos, las campañas en los medios propagandísticos, así como los mecanismos de elección y funcionamiento de la representación nacional.

Por lo que toca al caso particular de la Cámara de Diputados, aun cuando muchos tramos y facetas de su historia todavía no han sido explorados de manera integral, las interpretaciones y documentos disponibles permiten esbozar algunas líneas explicativas articuladas a lo largo de varias épocas, atendiendo a su propia lógica e insertas en los enfoques ya mencionados.

Así, este recorrido a lo largo de ciento ochenta y cinco años tiene el propósito de mostrar algunos rasgos e indicios que ilustran su significado en la vida política mexicana y las formas bajo las cuales se ha interpretado y aplicado el principio de la representación que le dio origen y constituye su esencia.

Al mismo tiempo, recapitula acerca de algunos temas y problemas ya abordados por la investigación especializada, llamando la atención acerca de otros que ameritan ser estudiados para recuperar en toda su riqueza la experiencia de este organismo parlamentario. Una de las limitaciones para la reconstrucción de la historia de la Cámara de Diputados concierne a la situación de las fuentes.

Por una parte, dos incendios ocurridos en su recinto (1872 y 1909) provocaron la pérdida irreparable de una importante porción de los documentos contenidos en su archivo. Y por otra, los debates correspondientes a los congresos decimonónicos se conservan de manera fragmentaria; incluso, en algunos casos sólo quedan escuetas referencias de los mismos en las actas respectivas, problema que se ha subsanado parcialmente con la información contenida en la prensa de la época, por lo demás inapreciable para pulsar los temples de la vida parlamentaria mexicana.

En lo que corresponde al siglo xx, la información requerida para el estudio de la Cámara de Diputados abunda, pues los debates se encuentran disponibles en versión electrónica, desde 1917 y hasta la fecha.

A esta información se suman la transmisión televisiva de las sesiones, implementada en los últimos años, y una amplia gama de publicaciones. Sin embargo, en el caso de los debates, la ausencia de índices temáticos o formas de acceso a la información, acordes con la naturaleza argumental de los mismos, limita su aprovechamiento e impide formarse una idea clara del avance y espíritu de las tareas parlamentarias. De este tipo de problemas fueron conscientes los legisladores desde mucho tiempo atrás.

A mediados del siglo xix algunos hicieron la siguiente propuesta que, al parecer, sólo se atendió excepcionalmente: cada legislatura debía dejar, a través de un manifiesto dirigido a sus representados, el testimonio reflexivo de la labor que realizó en conjunto.

DESCARGA GRATIS:

http://biblioteca.diputados.gob.mx/janium/bv/lxiii/camdip_devhis_nac.pdf

O

https://drive.google.com/file/d/1uE2UVmpKN8bTkiN9fQ4FvdPEKuV2g9Gw/view?usp=sharing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*